EQUO en Acción

enacciongrupo

Algunas de las candidatas y candidatos de EQUO en Acción, junto a otros miembros del equipo.

El día de Todos los Santos comienza la votación para elegir la nueva Comisión Ejecutiva Federal de EQUO para el bienio 2016-2018. Parece ser este un momento crucial en la vida de nuestro joven partido, puesto que una plataforma ha puesto en marcha una operación para relegar a Juan López de Uralde, hasta ahora la persona más representativa y con mayor proyección pública de EQUO. Lo hacen en nombre de la renovación, afirmación cuando menos curiosa, puesto que varios de ellos, incluida su candidata a coportavoz, ya forman parte de la CEF saliente, mientras Juantxo López de Uralde se presenta con un equipo prácticamente renovado en su totalidad: EQUO en Acción. Es muy triste ver reproducidas en EQUO las luchas por el poder que tanto hemos criticado de la vieja política. Confrontación frente a cooperación. Ausencia de diálogo, incluso para decirle al compañero que no compartes o que piensas que se ha equivocado. Falta de empatía y de compañerismo hacia quienes lo han dado todo por la organización, actitudes despreciativas e incluso agresivas disfrazadas de “ternura”. Parece que la política verde no está libre de todo esto que tanto criticábamos…

Realmente nadie duda que la CEF necesita una renovación. En los últimos meses este órgano ha sufrido una grave parálisis política derivada de que la mayoría de sus miembros estaban más preocupados del poder interno, por asombroso que eso pueda parecer, que de ofrecer un discurso político y comunicativo potente hacia la sociedad. A pesar de haber obtenido el refrendo mayoritario de los militantes no solo como coportavoz del partido, sino también en las primarias para las elecciones generales, Juantxo se ha encontrado frente a una mayoría hostil en la CEF durante los dos últimos años. Ello finalmente derivó en situaciones tan aberrantes como no tener comité de campaña electoral, y que nuestro candidato principal tuviera que montárselo por su cuenta en Álava. Y aún así, consiguió el mejor resultado de todo el Estado para Unidos Podemos.

Mientras, la mayoría de los territorios de la Mesa Federal intentaban hacerse un hueco en las sucesivas campañas electorales autonómicas, municipales y generales, sin que la CEF ofreciera el apoyo mínimo esperable. Claro, que no es de extrañar si tenemos en cuenta que muchos miembros de esa CEF, algunos hoy también candidatos a la reelección, se declararon ambigua o abiertamente contrarios a los acuerdos con Podemos, empezando por la coportavoz y hoy candidata, que hizo pública su negativa al acuerdo justo antes de abrirse la correspondiente votación interna, dejando a los pies de los caballos al comité negociador al que ella misma pertenecía. Así que otros muchos intentamos hacer comprender a la militancia la necesidad de estar a la altura del momento político. Fueron momentos muy duros, de muchos y arduos debates, en los que brilló por su ausencia el otro candidato a coportavoz. Pero la militancia de EQUO demostró de forma mayoritaria una gran madurez política y como consecuencia de todo aquello, la coportavoz es diputada a pesar de sí misma y de su pareja en estas elecciones a la CEF, pero se rodea en esta elección de algunas de las personas que más ruidosamente se manifestaron en contra del acuerdo con Podemos antes de las elecciones, lo cual me parece tremendamente significativo.

Esta creo yo que es una de las diferencias principales que destacan en el equipo de EQUO en Acción. Coherencia política, poniendo a las causas comunes por encima de las casas y las marcas, como siempre repite mi amiga y maestra Inés Sabanés, incluso adoptando decisiones dolorosas pero de las que ahora se benefician todo el partido y la ecología política en su conjunto. Frente a un escenario que nos abocaba a la irrelevancia política, la gente de EQUO en Accion ha venido liderando las confluencias, empezando por Pepe Larios en las autonómicas de Andalucía en 2014 que nos han permitido tener a Carmen Molina como única diputada verde en Andalucía, y siguiendo luego por las autonómicas y municipales de mayo de 2015, donde destacan Marta Santos y Gabriel Risco en Salamanca, Rosalba Fonteriz en Valladolid, Jon Ruiz de Infante en Vitoria, Carmen Ibarlucea en Extremadura, Bea del Hoyo y Pablo Aldama en los Ganemos de Madrid, y por supuesto Josep Ruiz y Cristina Rodriguez Armigen con Compromís en Valencia y Alicante respectivamente. Y muchos más que no podemos ser candidatas a la CEF pero que estamos ahí, en el respaldo a ese equipo. Principalmente por esta razón, mi candidata a coportavoz va a ser Marta Santos, sin desmerecer a todas las otras candidatas. Me parece una mujer valiente y muy coherente, que hizo una magnífica campaña en Salamanca en la candidatura de Unidos Podemos, y que además aporta una gran experiencia profesional. Además al no ostentar ningún cargo público en este momento me parece que puede dedicarle al partido el tiempo que se merece en esta etapa de consolidación y crecimiento para el futuro.

La segunda gran fortaleza de EQUO en Acción me parece que es la amplitud y diversidad territorial, con mucha gente que son o han sido cabezas de lista, portavoces, concejales o diputados en regiones muy distintas del Estado. Compartiendo una visión federal del partido y de España. Y compartiendo desde hace tiempo una gran experiencia política y organizativa, incluso en la gente más joven como Roberto Carro, Jon Ruiz de Infante y Beatriz del Hoyo, puntales durante años de la Red EQUO Joven. Pilar Calvo, excabeza de lista y exportavoz de Asturias; Gabriel Risco y Rosalba Fonteriz, exportavoces de Castilla y León, y ahora concejales de Salamanca y Valladolid respectivamente; Pablo Aldama, exportavoz de Madrid y concejal de Colmenar Viejo; Josep Ruiz artífice principal de la fusión VerdsEQUO y Cristina Rodriguez diputada en les Corts Valencianas; Carmen Molina, exportavoz malagueña y andaluza y ahora diputada autonómica; Pepe Larios, exportavoz cordobés y andaluz, pionero de tantas cosas, también de EQUO en esa Comunidad Autónoma tan importante; Carmen Ibarlucea, exportavoz de Extremadura y del grupo de Derechos de los Animales; y por supuesto Juantxo, diputado en el Congreso de los Diputados y alma mater de EQUO, al que ya le dediqué un post bastante extenso hace un tiempo (“Llevemos a Juantxo al Congreso” http://www.alejandro-sanchez.net/llevemos-a-juantxo-al-congreso/).

También me parece destacable la diversidad temática que abarcan los CV de la candidatura de EQUO en Acción. Tenemos destacadísimos activistas LGTB como Bea del Hoyo, puntales energéticos (en todos los sentidos) del cambio de modelo como Pepe Larios, Pilar Calvo o el propio Juantxo, expertas en agricultura ecológica como Marta Santos, Cristina Rodríguez o Carmen Molina, profesionales de la investigación científica y la salud como Roberto Carro o Rosalba Fonteriz; Carmen Ibarlucea es uno de los puntales de EQUO en materia de protección animal; sabiduría también en administración y leyes como en el caso de Gabriel Risco, Pablo Aldama y Josep Ruiz; y por supuesto expertos en medio ambiente como Jon Ruiz de Infante. Muchos de ellos son o han sido además docentes y en casi todos destaca su militancia ecologista y vocación por aprender y asesorarse. No todos sabemos de todo. Es importante ser conscientes de ello y buscar el mejor conocimiento y las mejores prácticas allá donde estén. El mundo no termina en EQUO.

EQUO en Acción es un equipo sólido, experimentado y con las ideas muy claras, en lo político y en lo organizativo. Capaz de superar la parálisis a la que algunos han sometido a la CEF a través de corsés burocráticos a veces ficticios y a discusiones bizantinas donde la política resultaba marginal, obviando que un partido es una herramienta para trasladar unas ideas políticas a las instituciones. No caeré en el maquiavelismo de que el fin justifica los medios. Las formas en política son muy importantes. Pero los procedimientos no se pueden apoderar de la estructura de una organización política, pues cuanto más la encorsetas con procedimientos, más difícil va a resultar dar una respuesta al ritmo que la sociedad 3.0 va a requerir (EQUO ya era 2.0 cuando la fundamos, con la Equomunidad y todo eso 😉 En este proceso es muy importante abrir el partido a los movimientos y asociaciones, aprender de ellos, servirlos, ser útiles para construir la sociedad que queremos.

Para terminar, EQUO es un partido verde y ecologista, siempre lo hemos tenido claro, y los que nos apoyan y votan también. Ello no significa ser un experto en medio ambiente. Discutir eso a estas alturas me parece completamente fuera de lugar. Pero sí voy a reivindicar algo que ahora algunos ponen en duda. No fue nadie en concreto, sino la creación de EQUO y el trabajo colectivo de muchos, empezando por la Fundación EQUO, lo que puso la ecología en el tablero político de este país, y con ello conceptos como Green New Deal, empleo verde, cambio de modelo productivo, acompañando a conceptos ya existentes como Renta Básica, 100% renovables o más nuevos como Residuos cero o Economía circular. También en otros asuntos, como la democracia participativa 2.0, la paridad de género en todos los órganos, los procedimientos de organización interna, donde a pesar de haber sido pioneros, nos hemos visto superados por las circunstancias y la falta de medios materiales. Aún así, no conozco ningún otro partido que sea tan democrático y feminista, ni que ofrezca mejores propuestas en positivo para una sociedad mejor, más democrática y sostenible, y sobre todo más moderna. Y ello se debe al trabajo de muchos de nosotros y nosotras, pero también de manera muy destacada a la persona que nos ha traído hasta aquí superando el fracaso de operaciones verdes pretéritas: Juan López de Uralde. El propio equipo de EQUO en Acción es la prueba viva.

Si compartes algunas de estas reflexiones conmigo, no lo dudes, tu propuesta para los próximos dos años es EQUO en Acción. No dejes de votarles.

 

Share Button

23 thoughts on “EQUO en Acción

  1. Buenas tardes Alejandro. No nos conocemos personalmente, pero siempre te he tenido en buena consideración. Hace unos días tomé la decisión de apoyar #EQUOenAcción y también firmé el manifiesto. No por Juantxo, sino más bien por el resto de personas que componen la candidatura y por la propuesta que hacían, que me pareció interesante.

    Después de leer este artículo me siento profundamente decepcionada. Con todo el odio y rencor que destilan tus palabras va a ser imposible construir un proyecto de futuro para nuestro partido. Son las actitudes que necesitamos superar. Creía que era una propuesta en positivo pero ahora veo que el resentimiento y el rencor son realmente lo que os ha movido a presentar #EQUOenAcción y me siento muy dolida.

    Considero completamente fuera de lugar descargar en otras compañeras todas las responsabilidades de lo que se ha hecho mal, atribuiros vosotros todos los éxitos y tratar a Juantxo como una pobre víctima. Me parece asqueroso considerar a las candidatas a coportavoz como aspirantes a “complemeto ideal de Juantxo”. La coportavocía paritaria no ha funcionado bien en los últimos años precisamente por estas actitudes machistas que creía superadas.

    Sorprendida y profundamente decepcionada, me voy a informar de otras candidaturas que tengan una actitud más constructiva. Lo siento.

    Mireia.

    • Hola Mireia. Gracias por el comentario. Lamento mucho que confundas la crítica política y la tristeza y decepción que siento por determinadas actitudes que esperaba que no se produjeran en EQUO con odio y rencor. Admito la crítica que me haces del “complemento ideal” que he corregido para que quede más claro lo que quiero decir. En todo caso, se trata de mis opiniones personales, como siempre he hecho en estos procesos si buscas en este blog, y espero que no perjudiquen tu criterio respecto de las distintas compañeras y compañeros. Ellas y ellos no son responsables de mis opiniones y no se merecen perder votos por mi culpa.

  2. Alejandro, tus palabras no me parecen nada conciliadoras. Y a pesar de todo en EQUO no hay listas plancha.

    Yo voy a votar a las personas que me gustan, por lo que sea, pero me gustan.

    Así que el tono bronco venga de donde venga lo rechazo; incluso si viene de alguien como tú al que tengo en estima por el “curro” que te has pegado en EQUO y tu labor de diputado en la Comunidad de Madrid.

    Es más, las diferencias son mínimas y no va a ganar nadie; debe ganar EQUO. El 7 de noviembre habrá en la CEF de todo como en botica, espero que sean capaces los elegidos de hacer bien lo que tienen que hacer y no dejar tirados a los amamos EQUO.

    Aquí mi opinión: https://mirardesdeabajo.wordpress.com/2016/10/22/equo-la-riqueza-de-la-diversidad/

    • Hola Abraham. Gracias por tus comentarios. Desde mi punto de vista estamos en una elección crucial para EQUO y me pareció que era el momento de hablar claro. Lamento mucho que a la buena gente de EQUO, que seguramente sois mayoría, no os guste el tono, pero a veces la realidad no es como nos gustaría.
      En todo caso, adelante con las votaciones a las personas que consideres más capaces. Un saludo.

  3. Hola, Mireia. Siempre es saludable informarse de todas las opciones antes de tomar una decisión. Este post es la opinión personal, basada en sus vivencias, de Alejandro Sánchez. A veces es mejor mostrar las cosas con claridad y no enmascararlas con adjetivos dulces que no incomoden al lector. Evidentemente su opinión, como todas, es subjetiva. Si te das una vuelta por las redes verás las opiniones de otra mucha gente, también subjetivas y no siempre agradables hacia la candidatura de EQUO en Acción. Es labor tuya, nada fácil por otra parte, desentrañar cuál es el valor de todas estas opiniones.

    A mí también me gustaría que el mundo, y concretamente la política, fuese un lugar más amable y positivo, pero no lo es, o al menos no lo es siempre.

    A todo esto, y para que puedas valorar en su justa me

  4. Gracias por darnos tu visión, Alejandro. Solamente me gustaría puntualizar una cosa: yo fui de aquellas personas que se posicionaron en contra de ir con Podemos en las condiciones que se negociaron para el 20D y da la sensación, y no solo por lo que he leído en este post, que eso nos posiciona en un bando o que intencionada o estúpidamente buscamos la desaparición o la insignificancia de Equo. Nada más lejos de la realidad: yo he trabajado por este proyecto desde que se creó y, en su momento, votar “no” a ser engullidos por Podemos me pareció la mejor apuesta por el futuro de nuestro partido. Votamos y triunfó el sí y desde ese momento me puse a trabajar, como lo he hecho siempre, para que Juantxo y Equo estuviesen en el Congreso. Y bien orgulloso que estoy de que se haya cumplido el objetivo. Jamás vertí ninguna opinión visceral contra los resultados ni contra quienes defendieron la opción del sí, ni en mi blog ni en redes sociales, como bien sabes que hizo mucha gente. Por eso me molesta todo este tema de las etiquetas y de los bandos. Yo creo en el Equo de las personas y hay muchas a las que daría mi confianza, porque he trabajado con ellas, en ambas “planchas”. Espero que este proceso culmine, gane quien gane, con un Equo operativo y que no pierda de vista sus principios básicos, esa apuesta por la ecología política y esa radicalidad democrática, que debe empezar en uno mismo.

    • José Luis, yo tampoco veía claro lo de ir en las listas de Podemos, más bien al contrario, pero no me costó reconocer que los y las compañeras que apostaron por esa opción tuvieron más visión política que yo. Saber reconocerlo y aprender de los errores es sano. En ningún momento me he sentido atacada por este artículo.

      • Hola Sole, es simplemente un apunte a un comentario, que ya es recurrente (no por parte de Alejandro, lo he escuchado a varias personas). También he reconocido que me equivocaba y lo he hecho donde creo que corresponde, en la Asamblea de Araba. En fin, mucha suerte a todas. Ojalá que el ganador sea Equo. Un beso 😉

    • Muchas gracias por tu comentario José Luis. No pretendo con el artículo criticar a la gente que en su día votó No a Podemos. Como digo hubo un debate arduo y difícil porque la decisión a adoptar era complicada y respeto a la gente que defendió el No de manera leal y constructiva. Lo que sí critico duramente es la incoherencia de aquellos dirigentes que defendieron el no y luego fueron en las listas, o los que sin llegar a tanto todavía desconocemos su posición al respecto y sin embargo pretenden dirigir un partido cuyos diputados y muchos concejales cooperan diariamente con Podemos. Si hay algo que me parece importante en política es la coherencia de planteamientos, y en su caso la humildad de rectificar.
      También soy consciente de que existe gente valiosa en ambos equipos y de que no hay listas plancha, pero también veo que la experiencia nos ha enseñado que es importante que en la CEF se trabaje en equipo, y para ello me parece que es importante que la gente comparta proyecto y sepa trabajar en equipo. Por eso me parece que estas listas abiertas son mejor opción.

  5. Simplemente vergonzoso. He visto una campaña un tanto sucia pero esto ya me deja sin palabras con este artículo. Sólo puedo interpretar que tenéis tanto miedo a perder que no pensáis en el daño que hacéis al partido y a nosotros/as las militantes. Habéis dejado de tener el respeto que os procesaba…

    • José Antonio, yo también he visto una campaña un tanto sucia, solo espero que utilices la misma vara de medir con todo el mundo. Y, repito, esa es la opinión de una persona en su blog con la que podemos estar más o menos de acuerdo (yo lo estoy en bastantes cosas, dicho sea de paso), pero hacerlo extensivo a todo un colectivo, tampoco me parece la opción más correcta. Pero bueno, esa decisión has de tomarla tú.

  6. Hola Alejandro,
    Esto es, sencillamente, un error. ¿Te das cuenta de lo que transmite este artículo? ¿No ves que tu tono genera rechazo, desconfianza? Todo un despropósito que siento mucho, porque temo las consecuencias de lo que pase tras la AF.

    • Hola Valle, gracias por tu comentario, pero la verdad es que no veo que consecuencias puede acarrear mi humilde blog en el futuro de EQUO. Si las hubiera no creo que sean consecuencia de estas opiniones que lamento que consideres un despropósito pero son las que tengo y me pareció interesante compartirlas.

    • No tires el vaso de Equo, la visión de Alejandro no es la única ni la predominante me atrevería a decir en Equo. Por eso las compañeras se presentan en la plataforma Equo 2.0, con Rosa Martinez y Florent Marcellesi, para abandonar estas actitudes y fomentar que todos trabajemos, no para desbancar a Juantxo. Aún puedes votar para cambiar el rumbo de Equo.

  7. Alejandro, hasta que no fuiste EN las listas de Podemos a la CAM ponías siempre a caer de un burro a Podemos y Pablo Iglesias (de hecho escribiste un artículo beligerante en este sentido), así que ahora no vengas criticando a la gente de Equo por no ser podemitas.

    • Hola Iván, qué sorpresa verte por aquí. Yo no critico a la gente de EQUO por no ser podemita. Yo tampoco lo soy aunque trabaje con ellos todos los días. Lo que critico es la incoherencia de quien vota No y sin despeinarse ni rectificar comparte mítines de campaña con ellos. Por otra parte, si critiqué y critico a Podemos en muchas cosas también defendí en este blog concurrir con ellos a las elecciones.

      • ¿Que incoherencia ves en aceptar y acatar el resultado de las urnas, y además hacerlo con una sonrisa y de buen talante?
        ¿Defiendes entonces que si en unas votaciones no se acepta tu propuesta has de negarte a colaborar en las campañas y has de estar de mal talante y que se te note?
        Pues vaya, entiendo entonces tu post, porque si lo que queremos es democracia radical, hay que tragarse muchas veces que no se acepten tus posturas por la mayoría.
        Saludos y suerte

  8. Alejandro, además de que creo que el tono que has utilizado (no tus razones, que son tuyas) no se corresponde con el partido que compartimos, no entiendo eso de la “operación para relegar a Juan López de Uralde”. Si tenemos unas elecciones para elegir la coportavocía ¿cuál hubiera sido para ti un escenario aceptable? (en el caso de la coportavocía masculina, porque ya veo que en la femenina los criterios son otros….) un escenario que no fuera una “operación para relegar a…”: ¿Qué no hubiera más candidatos? ¿Que los hubiera pero que no se hubieran trabajado el acceder a ella?… No lo entiendo, de verdad, o hacemos un teatrillo para la elección a coportavoz, o funciona eso de “conmigo o contra mí” ¿va a ser así siempre que tengamos que elegir algo/alguien?

    • También podríamos considerar que #EQUOenAcción es una operación política para desbancar a Rosa Martínez.

      A mí también me parece una forma nefasta de entender la democracia interna y la pluralidad. Aquí nadie tiene más derechos que nadie. El partido no le pertenece a nadie 🙁

  9. Estamos en una elección de PERSONAS candidatas al órgano ejecutivo federal y, aunque en Equo no hay ‘tendencias organizadas’ (nunca las he visto necesarias en un partido horizontal) si hay, por unos u otros motivos, alineamientos evidentes. El método de elección mediante VUT precisamente es una garantía de reconocimiento de la diversidad humana de nuestro partido. Esta diversidad implica que en cualquier elección de personas es inevitable la presencia de distintas trayectorias personales, en este caso también políticas, y por lo tanto de diferentes puntos de vista. Veo inevitable que esto sea así y, además, tengo un convencimiento profundo de que debe ser así. Por eso creo y apoyo un Equo que reconozca la diversidad biológica, social, política y cultural. Esta última, la diversidad cultural, entendida en sentido amplio. Equo es un partido diverso desde su mismo origen, pues lo componemos gente de variadas procedencias y trayectorias (organizaciones ecologistas, partidos verdes territoriales articulados en la Coordinadora Verde, independientes…) En mi caso, soy socio de Greenpeace desde 1986 y, como muchos de nosotros, veíamos la necesidad de unir la mayor parte del movimiento ecologista y verde en una organización política fuerte, que llevara la visión global de la Ecología a las instituciones políticas del Estado español a todos los niveles. Precisamente la muy buena valoración que tengo de la labor de Juantxo en Greenpeace y su decisión de pasar a la política, fue lo que me hizo interesarme por el proceso de formación de Equo. Por lo tanto mi mayor reconocimiento al grupo promotor de este partido.

    He hecho esta larga introducción para señalar que que todos en Equo tenemos un pasado que nos ha conformado como personas con nuestras visiones del mundo y de como nos movemos en él. Reconociendo y aceptando de donde venimos, nuestra diversidad y complementariedad, es lo que nos hará mas fuertes en el futuro. Los partidos verdes descubrieron una nueva manera de hacer política hace muchos años, aunque sectarismos, personalismos y, en mi opinión, inmadurez política y otros factores políticos estructurales (bipartidismo oligárquico) frenaron el desarrollo de un partido verde fuerte en nuestro país. Confío en la madurez de Equo para continuar adelante por el camino iniciado en 2011, con los cambios necesarios para mejorar en lo organizativo y en la estrategia a seguir, pues solo así seremos capaces de desarrollar la cultura del consenso dentro y fuera del partido, para ser un agente catalizador del cambio político y social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *