Llamamientos a EQUO por “la izquierda”

Cada poco tiempo se escuchan llamamientos a EQUO a formar parte de un hipotético frente amplio de la izquierda para combatir las políticas neoliberales del gobierno del PP. Curiosamente los llamamientos se hacen desde distintos ámbitos de una izquierda más desunida que nunca. Incluso se da la paradoja de que uno de los más fervientes llamadores al frente amplio es un partido recién creado en el seno de Izquierda Unida -Izquierda Abierta- y que reclama para sí cuotas de poder interno del 20%.

Todo ello muy legítimo, por supuesto. El otro día, Izquierda Unida, que recientemente ha aprobado un documento para promover un bloque electoral de izquierdas, nos invitó a una reunión a la que asistieron unas 30 personas representando a 20 organizaciones “de izquierdas”. Muy sintomática de una fragmentación que EQUO no ha provocado. EQUO no asistió a esta reunión por considerar que los objetivos no estaban claros, y porque a pesar de esa supuesta pluralidad, no estaban invitados los otros partidos más importantes de la izquierda. Ni siquiera los socios actuales de Izquierda Unida en el grupo parlamentario, con uno de los cuales compartimos además filiación europea. Si el objetivo es construir un bloque electoral para las elecciones europeas resulta cuando menos extraño que no se invite a la reunión a grupos como ICV o CHA, pero sí se invite a EQUO.

El caso es que esta decisión, que por otra parte no cierra ninguna puerta a otras conversaciones o reuniones bilaterales o multilaterales que se puedan celebrar, nos ha comportado la lluvia subsiguiente y ya habitual de comentarios despectivos desde las filas de la presunta izquierda real: que si fragmentamos la izquierda, que si somos unos sectarios egoístas, que si submarinos, que si esto y que si lo otro.

Me gustaría poder dejar claro que EQUO no puede venir a fragmentar lo que ya está completamente disgregado. No es EQUO la que ha provocado la existencia de una miríada de partidos a la izquierda del PSOE. Esto será responsabilidad de otros. Antes al contrario EQUO ha hecho un esfuerzo titánico por agregar a muchos pequeños partidos verdes y sumar voluntades alrededor de un proyecto de ecología política como nunca se ha visto en nuestro país. A pesar de la falta de fé de muchas personas, y no pocos palos en las ruedas -algunos puestos desde dentro, cosas de las organizaciones abiertas y transparentes-, somos una realidad que ha llegado para quedarse. Pero no vamos a impedir los esfuerzos de Izquierda Unida o de otras fuerzas políticas en recomponer un bloque a su alrededor, de entrada reuniendo a las muchas escisiones que ha venido sufriendo a lo largo del tiempo. Pero EQUO no es una escisión de Izquierda Unida; es un proyecto autónomo y pertenece a una familia política diferente, y tiene todo el derecho a existir desde el momento que tiene una militancia que lo desea y muchos miles de votantes que lo apoyan. Y también tiene derecho a dialogar con las fuerzas políticas que desee. La realidad es que la izquierda española es tan diversa que va a ser tremendamente difícil conformar un único bloque electoral. Y esto tampoco es culpa de EQUO, simplemente es la realidad política -diversa y plural- de nuestro país.

Por otra parte, me llegan al alma los llamamientos para conseguir que “la izquierda” alcance el lugar que supuestamente le corresponde. Hace poco leí que nuestra actitud -la de EQUO- es irresponsable porque perjudicamos a “la izquierda”. Como si “la izquierda” fuese alguna característica sagrada que hay que preservar por encima de todo. Como la libertad, o la igualdad. Sinceramente, no me reconozco en estos planteamientos. Siempre me he considerado un ciudadano de izquierdas, ecologista y librepensante, no se si en este orden, pero desde luego nunca se me ocurriría hacer llamamientos a mayor gloria de “la izquierda”. Creo que la política es mucho más interesante si pone en el centro de su atención los intereses de la ciudadanía, y menos los de la propia organización. En tanto “la izquierda” sirva a esos intereses progresará, y si no los ciudadanos la descartarán.

Share Button

23 thoughts on “Llamamientos a EQUO por “la izquierda”

  1. Soy simpatizante de EQUO, y creo que no debeis ir con Izquierda Unida. Su único interés es vuestra desaparicion, y lo digo de buena fuente. Pero necesitamos una opción alternativa, abierta y diferente. Animo EQUO lo estais haciendo bien y muchos os seguimos.

  2. Pues mirad, soy afiliada a IU y la realidad es que es falso que queramos vuestra desaparicion….a algunos lesgustan mucho las teorias de la conspiracion o sentirse muy importante, tanto como para creer que IU quiere hacerlos desaparecer. Vosotros vereis lo que haceis, losmovimientos sociales piden con insistencia la union de la izuqierda en un frente amplio y único, esos movimientos sociales a los que decis representar…..pues ya vereis lo que haceis, como sigais asi os vais a quedar mas solos que la una. Nosotros no queremos hacer una aglutinacion de partidos bajo las siglas de IU, estais equivocadisimos porque además lo que queremos hacer es no solo un espacio electoral si no como decia, un movimiento politico y social. ¿Habeis pensado en que si algun dia la izquierda llega al gobierno no podremos hacer las medidas de izquierdas si no tenemos a un “ejercito” de personas en la calle defendiendo las medidas que se tomen? pues a eso es a lo que aspiramos desde IU y la verdad, nos gustaria contra con vosotros, cada unos con sus siglas y su identidad pero trabajando en espacios de ideas en comun…vamos lo que viene siendo un frente popular para als instituciones y para la calle. Ya vereis que haceis, el tiempo corre y se agota ¿quereis formar parte de todo esto o preferis apoyar al partido verde europeo que se venderá a la socialdemcoracia en cuanto pueda?

    • Es evidente que mucha gente pide la unión de la izquierda, lo cual no deja de ser una operación complicada. Lo que quiero llamar la atención es que esa desunión no la ha provocado EQUO, que es una recién llegada. Nosotros desde el comienzo hemos trabajado por la unión, empezando por lo verde, y por el diálogo como iguales con otros grupos con los que tenemos muchas cosas en común, nos gustaría que eso se reconozca.
      Y por otro lado, nos gustaría que hubiera un poco de empatía. ¿A donde quieres llegar si el colofón es “preferis apoyar al partido verde europeo que se venderá a la socialdemcoracia en cuanto pueda”?

    • Pues mira, tú cuentas lo tuyo, y yo te cuento lo mío… toda mi vida he votado a IU, hasta que conocí EQUO, la cooperativa politica que es lo que lxs que lo formamos, queremos que sea. No creo que ese sea el caso de IU, porque precisamente 1 año antes de afiliarme, ni siquiera de conocer Equo, me puse en contacto por correo electrónico hasta en 3 ocasiones con IU de Euskadi, donde ahora hay 2 IUs, sin que recibiera respuesta a ninguno de ellos.
      Tus comentarios tipo “pues ya vereis lo que haceis, como sigais asi os vais a quedar mas solos que la una”, me reafirman en mantenerme separada de vosotras por el momento… “hay que estar con los movimientos sociales”… por supuesto. No necesitamos lecciones de esto… hay que estar, pero no para atomizarlos como tengo constancia de que estáis haciendo vosotras. Os deseo, por supuesto, suerte en las elecciones, pero antes de juzgar a EQUO por no querer ir con vosotras, debeis lavar vuestros trapos sucios en vuestra casa. Equo, afortunadamente, está formado por gente con poca experiencia política, pero para qué la queremos, si estamos intentando hacer política de otra manera diferente a la de los partidos “clásicos”. No estais ninguno de vosotros en condiciones de dar lecciones a un partido como el nuestro, que se nutre de todxs sus componentes, desde abajo, que ha renunciado a pedir dinero a los poderosos porque no queremos perder nuestra pureza en independencia y creatividad de todxs lxs que somos parte del proyecto…
      En fin, que no terminas de explicar lo que Alejandro plantea sobre por qué no se ha invitado a otras fuerzas que deberian haber sido invitadas y más de lo mismo, c´ritica a Equo e intento de desprestigio. No os va a servir para nada. Sea cual sea el resultado electoral EQUO VA!!!

  3. Estoy de acuerdo con vosotros. Creo que las coaliciones se deberían hacer entre partidos con fuerza semejante, para conseguir un objetivo inalcanzable si actuaran por separado (tipo cardumen). Si, como pasa en IU, uno de los partidos que forman la coalición es mucho más fuerte que los demás, el concepto de “coalición” desaparece, pareciéndose más a un cortejo (tipo rémoras y tiburón).
    Un saludo.

  4. Soy afiliado de Equo en una provincia pequeño. Quiero y deseo que mi partido forme parte de una estructura política que pueda opinar y decidir para mejorar lo que tenemos. Sé que en mi provincia, votar a Equo puede ser inútil en la práctica, mientras que si voto a IU es posible que alcance algún diputado en estos momentos de caída del bipartidismo. Estoy de acuerdo con que no debe hacerse un bloque de izquierdas a cualquier precio, pero también pienso que estamos condenados a entendernos. Muchos simpatizantes y personas que simplemente quieren una alternativa al desastre neoliberal, no entenderían que se perdiera una oportunidad de transformar esa realidad simplemente porque no somos capaces de ponernos de acuerdo entre los que podrían conformar esa alternativa. Si se hacen mal las reuniones, háblese, háganse mejor, expónganse las diferencias a la cara y sin reparos, pero trabájese por llegar a acuerdos. En las elecciones europeas trabajar con los verdes europeos puede ser suficiente, e ir juntos no es tan importante. Pero la condenada ley electoral obliga a un acuerdo en unas generales. Eso, ó condenarnos 4 años más, y con el panorama actual, podría ser catastrófico. Son momentos de altura de miras, para todos. IU debe reflexionar, y EQUO también. Saludos

    • Muchas gracias por tu aportación Jesús, efectivamente por desgracia hay que tener muy en cuenta los efectos de la ley electoral en cada convocatoria. Pero también hay que tener claro lo que se gana y lo que se pierde en cada coalición. Si por cerrar una coalición estuviera garantizado que desalojamos al PP, yo sería el primero que firmaría. Un saludo.

    • Pienso Jesus, que tú tambien deberias reflexionar… si dices que eres afiliado a Equo en una provincia pequeña, en la que Equo tiene pocas posibilidades, deberías plantearte (que a lo mejor ya lo haces) trabajar por que el proyecto se conozca más alli y sumar a más gente. El salto a la política es complicado, sobre todo en este momento de desprestigio de la misma, pero si uno lucha por lo que cree y lo transmite sin complejos, consigues que cada vez más gente se replantee muchas cosas… yo estaba en la misma situación, pero el tesón ha hecho que ahora seamos más, más amigxs, más compañerxs… y mola. Pero requiere paciencia por lo que te digo, a la gente le cuesta mucho dar el salto del sofá a la asamblea…
      Por el momento, lxs que estamos, no queremos ir con IU y, creeme, que se ha reflexionado y mucho.
      Un abrazo

  5. Hola a todos, os he leído y quiero dejar mi opinión porque me parece que todos lleváis razones, pero que, en estos momentos, “esconden” algunos asuntos importantes que no tenéis en cuenta.
    Lo primero de todo es reconocerse, en cualquiera de estos grupos políticos, como anti-capitalista, o pro-capitalista; y, o, dentro o fuera de lo que hoy se está tratando de consolidar: el nuevo liberalismo con la economía de libre mercado…porque entonces estamos hablando de cosas muy diferentes y, como consecuencia, difícilmente se pueden llegar a acuerdos.
    Izquierda Unida es un grupo que se define claramente defensor del medio; de la naturaleza, de la no explotación, ni especulación de ningún tipo, y menos económica.
    Y ser de izquierdas se debe identificar claramente contrario al capitalismo, porque si actualmente no reconocemos qué es el capitalismo…estamos apañados. O también podemos hablar de la socialdemocracia, que es el capitalismo poniendo parches. Parches que no sirven más que para auto engañarse.
    ¿En qué momento estamos? En el de utilizar lo que tenemos aprovechándolo oportunamente como en “común beneficio”. O sea que la única fórmula que tenemos para conseguir gobernar por medios “democráticos” es el voto. Así que, una vez esclarecida la definición del grupo hay que elaborar un programa manifiestamente definido e ir con todas las de la ley, o leyes que en estos momentos podemos aprovechar, y lanzarse en una asociación, o pacto, que se puede definir perfectamente como: “Coalición anti-capitalista”. (Si es el caso y por poner un ejemplo).

    Hay varias cosas que poner sobre la mesa, pero una de ellas es elaborar una economía real. Porque realmente el futuro no puede seguir estando en la especulación y privatización de lo que es de todos…porque de seguir así, vamos al suicidio colectivo de la humanidad. De los más débiles, de los que yo defino como prescindibles del sistema capitalista.

  6. Y estoy de acuerdo con que todos los grupos deben, debemos, reflexionar, pero ¿nos preguntamos sobre qué? ¿A caso no estamos teniendo en cuenta las prioridades de supervivencia de la humanidad y del planeta Tierra antes que nuestras propias ambiciones?
    ¿Es que no tenemos gente sobradamente preparada para gobernar; para tomar las riendas de nuestras vidas y nuestro futuro? El de nuestros hijos, el que le vamos a dejar de seguir así: un mundo contaminado por todas partes.

    ¿Es tan difícil entregarse al servicio de la humanidad y el planeta?

  7. Gracias por el blog. Soy de los que prefiere ver a EQUO caminar su propio sendero.

    El comentario de “yomisma” sobre los mov. sociales es paradójico. IU se ha cargado la Marea Ciudadana con su afán de entrismo y manipulación. Nadie lo denunciará en voz alta, pero eso es lo que ha ocurrido.

    Creo que EQUO se equivocará si se une a IU.

  8. Hace tiempo tengo el convencimiento que los partidos de hace 35 años ..no pillan esto, ademas de sentirse con el poder de su razón y se que esto ha cambiado y mas que cambiara GRACIAS EQUO

  9. Creo que, de cara a las elecciones europeas, EQUO cometería un error uniéndose a IU. Estas elecciones son las únicas en las que hay circunscripción única, siendo lo más parecido a una ley electoral proporcional. IU está adscrita al grupo de Izquierda del Parlamento europeo, mientras EQUO estaría en el PVE. Puede ser la oportunidad de obtener algún/a representante por méritos propios, sin ser acólitos de otro partido (IU) que, además, pondría a los suyos en puestos de salida, merced a su mayor militancia, y relegaría a los candidat@s de EQUO al fondo de la lista, como ha ocurrido en Galicia con la Syriza gallega.

    Me hace gracia que IU se defina como paladín del anticapitalismo, pero cuando está en el poder, como en Andalucía, no es muy diferente al PSOE, todo sea por pillar cacho. Además, ¿cómo se puede ser anticapitalista y defender los modos productivistas, basados en el carbón y el petróleo, depender de los bancos, tener multitud de casos de corrupción, etc., como ocurre con IU? Todo es fachada y discurso “revolucionario” de salón en esta coalición. Dice yomisma que el PVE se “vendería a la socialdemocracia”. ¿Te refieres a lo que hace IU en Andalucía?

    Francia, Alemania, Italia, Bélgica… tienen sus partidos verdes autónomos, algunos con bastante éxito. ¿Por qué iba a ser diferente en España?

    EQUO DEBE SEGUIR SU CAMINO. LOS ATAJOS NO SON BUENOS….

  10. Creo que rojos y verdes somos ignorados una y otra vez por una ley electoral que discrimina a las minorias a favor de las grandes marcas electorales y los nacionalismos.
    Ante ésto no unirse es una irresponsabilidad.
    Mesías , aparateros, talibanes, iluminados, corrientes de “opinión”, militantes ªíntegrosª, y demás fauna que, queramos o no, también componen la biocenosis de la izquierda, del ecosocialismo y de los movimientos alternativos, siempre estarán con nosotros. Depredarán, aumentatarán o disminuirán su población, pero siempre serán parte de nuestro biotopo. Biotopo frágil y delicado que si se fragmenta corre el riesgo de desaparecer.
    Para defenderse, defender a las personas y a la tierra, debmos estar juntos. No solo puntualmente, también en las urnas.
    Aunque sabemos que España es el país en que una ardilla puede llegar desde los Pirineos hasta el Estrecho saltando de cabeza en cabeza de jilipollas sin tocar el suelo, ( y si no explicarme como el PPPSOE sacará la millonada de votos que sacará) debemos seguir intentando tener cuanta más representación posible en las instituciones y para ésto hay que unirse.
    Entiendo lo de que cierta fauna de nuestro pequeño biotopo es verdaderamente repugnante y dañina para la vida e incluso confieso que yo mismo y mi familia(Ezker Anitza) jamás volveríamos a ir junto a algun que otro elemento indeseable.
    Pero con Juantxo, y con Equo, se debe intentar. Creo que es una obligación, que se lo debemos a la gente que nos vá a votar.

    • Estoy de acuerdo en que debemos intentarlo y en ello estamos. En todo caso, la presión en el caso de las Elecciones al Parlamento Europeo es mucho menor, primero por lo que comentan muchos compañeros de que es circunscripción única, por lo que los efectos de la perniciosa ley electoral española no se sufren en estos comicios, segundo porque finalmente los eurodiputados van a grupos parlamentarios distintos, y tercero porque en las elecciones europeas no podemos aspirar a echar al PP del gobierno español, aunque sin duda puede llegar a ser una etapa importante para derribar el bipartidismo. En todo caso, agradezco mucho tu constructivo comentario, muy diferente de los que acostumbro a ver en la “biocenosis de la izquierda”. Un saludo.

  11. Excelente artículo Alejandro. Solo señalar la importancia de diferenciar un frente amplio liderado y organizado por IU (con serias dudas acerca de sus procesos horizontales y transparentes) de un posible frente que surgiera de la ciudadanía y de los movimientos sociales (improbable para estas europeas aunque factible para las generales y/o autonómicas y locales). Ese frente ciudadano, desde las bases, radicalmente democrático en su fondo y en sus formas, y que representara a eso que ahora se denomina “mayoría social”, tendría que contar también con las direcciones de IU, con EQUO y otras muchas formaciones con una ruta consituyente ( o desconstituyente) a la islandesa para que tuviera éxito.

    Una vez solucionado ese proceso constituyente (acompañado de medidas de urgencia como la renta basica, la paralizacion de los deshaucios o la auditoría de la deuda soberana y la cancelacion de la ilegitima) entraríamos en un nuevo escenario y unas nuevas reglas de juego electoral y democráticas donde cada proyecto político particular podría presentarse para el refrendo de la ciudadanía.

    Creo que por ahí hay que intentarlo porque nos encontramos en una verdadera situación de excepcionalidad democrática y de derechos que nos está abocando a décadas de sufrimiento y austericidio.

  12. Artículo y comentarios bien interesantes a los que quiero unir mi particular opinión.
    Conozco, seguramente todos conocemos a personas que con inclinación a lo que llamamos derechas o izquierdas tengan como prioridad acabar con esta tremenda injusticia.
    Por lo tanto, aunque me encuentre mas cerca de este ámbito quiero hablar por otros sectores q deberían contarse en este hipotético frente.
    La democracia hoy, no debe tener miedo a dialogar con aquellas personas que son o se sienten diferentes, pues hace que en lugar de un pueblo unido sea un recinto de guetos.
    La política no debería defender, en mi opinión, ninguna bandera, religión ni siquiera partido. DEBERÍA DEFENDER EL BIEN COMÚN, frente a la tiranía -corrupción-, la desigualdad en derechos y deberes -especulación-, la destrucción del medio ambiente.
    Me uniría y promocionaría con todas mis fuerzas a un frente común en el que no figuren siglas banderas, religiones, o nombres propios como figuras principales.
    Para cada situación aquellos que demuestren conocer y solucionar el tema que se trate.
    Ninguna persona presidente -nadie entiende de todo-
    Salud y Fuerza

  13. El artículo me ha gustado. Creo que le falta un puntito de sinceridad: Equo quiere presentarse en solitario a las elecciones. Está en su derecho y hace bien. No hay por qué echárselo en cara, no acusarla de atomizar nada. Al contrario: presenta una alternativa que pueden apoyar personas que quizás no apoyarían a otras fuerzas de la izquierda solas ni en coalición. Eso no lo sabremos hasta las elecciones. No entiendo por qué no lo dice ya claramente.

    Sin embargo, el debate y el estilo de quienes en él se identifican como militantes de equo me parece muy barriobajero. Hay en ellos más sectarismo del que quieren ver en la otra parte, y, a mí, al menos, esa actitud me aleja de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *