Tres años increíbles

Debatiendo sobre el Canal en la Asamblea de Madrid

Llevo en EQUO desde su fundación, literalmente, fui una de las tres personas que presentaron el proyecto en 2010, y orgulloso de que en este tiempo hayamos conseguido entre todas llevar la ecología política a tan importantes instituciones: desde el Ayuntamiento de Madrid al Congreso de los Diputados, pasando por el Parlamento Europeo, y también a la Asamblea de Madrid. Estuve en la Comisión Ejecutiva Federal hasta 2015,  y en el próximo Congreso regional dejaré la coportavocía de EQUO Madrid, tras haber agotado mis mandatos en la Mesa de coordinación.

En todo este tiempo he tenido muchísimas vivencias, he conocido a mucha gente maravillosa -y otra no tanto ;)- y sobre todo he tenido la satisfacción de ayudar a poner en pie un proyecto político verde que me parece imprescindible para España.

Todo ello pareció culminar en mayo de 2015, cuando fui elegido diputado de la Asamblea de Madrid en el marco del acuerdo que alcanzamos con Podemos. Han sido tres años y pico increíbles, en los que he aprendido tantas cosas que parecía imposible que se pudieran asimilar. Tantos problemas importantes para la gente, tantos sectores hasta entonces desconocidos por mí, pero con sus afanes e intereses, el casi desconocido trabajo con los ayuntamientos, y el proceloso y sombrío mundo de la administración regional. Tantos momentos surrealistas en el pleno y las comisiones, con la dimisión de la “todopoderosa” Cifuentes a cuenta de su máster falso y los hurtos en el centro comercial frente a la Asamblea.

Pero sobre todo, la alegría de las pequeñas batallas ganadas, trayendo los problemas reales de la gente a su parlamento autonómico. Abrirles las puertas para debatir en la que debería ser la casa del pueblo, pero que a menudo permanece cerrada tras unas verjas y unas medidas de seguridad desmedidas. Tantas cosas que agradecer a mis compañeras de partido que me eligieron en primarias para concurrir a las elecciones, y a mis compañeras de escaño, que me han permitido defender tantos y tan variados asuntos en el pleno y las distintas comisiones. Durante esta legislatura he estado trabajando en las comisiones de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, de la que soy portavoz del grupo parlamentario, y en la de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, de la que soy vicepresidente. Además me he hecho cargo de buena parte de las iniciativas del grupo referentes al agua y la energía, sobre todo durante los dos primeros años, y también he colaborado mucho con el equipo económico y el de sanidad, elevando propuestas a sus respectivas comisiones.

He llevado la iniciativa en no menos de 24 preguntas orales, 25 comparecencias e interpelaciones, 18 proposiciones no de ley, más de 120 preguntas escritas y 170 peticiones de información. Muchas de ellas en colaboración con nuestros concejales y grupos de trabajo y asociaciones de todo tipo. También he presentado tres proposiciones de Ley: la derogación de la Ley VIRUS que salió aprobada por unanimidad, la reversión de la Sociedad Anónima del Canal de Isabel II, rechazada por Cs y el PP, y la de Patrimonio Natural y Biodiversidad de la Comunidad de Madrid que aún está pendiente de debate. Mucho trabajo en materia de residuos, de calidad del aire y contaminación, de conservación de ríos y espacios naturales, de propuestas para el mundo rural y la agricultura, de transición energética, de movilidad sostenible, etc. etc. Aparte de toda la labor de oposición pura y dura, con decenas de réplicas que hay que hacer al gobierno y a los demás grupos, enmiendas a los presupuestos de la Comunidad, a la Ley de Animales de Compañía, a la Ley del Suelo, la comisión de investigación sobre la presencia de amianto en Metro de Madrid, montones de visitas de ciudadanos, asociaciones y empresas, etc, etc. En este blog he intentado ir reflejando algunas de ellas.

Pero ahora en EQUO Madrid volvemos a estar de primarias para la incorporación de nuestros candidatos y candidatas en la futura lista autonómica de la candidatura Unidos Podemos-IU-EQUO, y yo me vuelvo a presentar con ilusión renovada. Porque si está siendo apasionante este paso por la oposición en la Asamblea de Madrid, ¿cómo será cuando consigamos gobernar la Comunidad y cambiar radicalmente la vida de la gente? Ese es un hito que he experimentado indirectamente, gracias al inmenso trabajo de nuestra compañera Inés Sabanés, delegada de Movilidad y Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid, con la que he tenido que cooperar intensamente en este tiempo. Y también con otros compañeros de EQUO en los gobiernos del cambio en otros municipios: Pinto, Valdemoro, Ciempozuelos, El Boalo-Cerceda-Mataelpino, Alcalá…

¡Es tremendo lo que hemos conseguido en este tiempo, así que imaginemos lo que podríamos conseguir si ganamos las próximas elecciones en la Comunidad de Madrid! Gobernar la región no es imposible. Nos quedamos a un diputado de conseguirlo en 2015, cuando la exigua suma del PP y Ciudadanos consiguieron alargar el penoso gobierno de derechas que sufrimos desde hace más de 20 años. Así que quiero intentar con todas mis fuerzas que un gobierno del cambio sea posible en nuestra región en 2019. Pero antes, debo ser elegido en primarias por mis compañeras de EQUO. Espero que mi trabajo estos tres años increíbles les haya satisfecho y me otorguen de nuevo su confianza.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *