Molinos vs. Nucleares

El estudio del impacto del cambio climático sobre la biodiversidad española que está desarrollando el CSIC, ya está dando sus primeros frutos, y por ejemplo ya se calcula que más de la mitad de los vertebrados terrestres (mamíferos, aves, reptiles y anfibios) verán reducidas sus áreas de distribución en más de un 30% en la segunda mitad del S XXI. El retroceso es dramático en el caso de los anfibios para los que se calcula que el 85% de las especies se vean afectadas. Pero incluso las aves, organismos mucho más móviles y en consecuencia adaptables ante los cambios de hábitat, sufrirán grandemente, y es más que probable que se extingan muchas especies, sin que estas pérdidas puedan ser compensadas con las que puedan llegar desde el norte de África.

En enero de 2008 BirdLife publicó un atlas climático de las aves de Europa en el que se predice que son precisamente los hábitats mediterráneos junto a los del Ártico los más vulnerables ante el cambio climático y donde vamos a ver los mayores empobrecimientos de fauna.

Es por ello que hace tiempo que estoy convencido de que también los naturalistas y especialmente los ornitólogos deben trabajar en la lucha contra el cambio climático, y ello supone sin duda trabajar por un nuevo modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables. Evidentemente, éstas cuando se implantan de manera industrial mediante grandes parques eólicos o centrales termosolares, tienen un cierto impacto que debe ser evaluado y minimizado al máximo. En España, como con casi todo, ha imperado una implantación desordenada de este tipo de energías, ocupando zonas a veces muy inalteradas o incompatibles con este tipo de instalaciones por los hábitats o especies afectadas. Y no se puede ocultar que los molinos matan cierto número de aves cuando su emplazamiento está mal seleccionado. Pero esto no significa que a la larga estos tipos de energías sean peores que las convencionales, basadas en combustibles fósiles,  o desde luego la energía atómica, como estamos comprobando en Japón.

Lo digo porque ante la invasión desordenada de nuestros montes y espacios naturales de cientos de parques eólicos he oído en los últimos tiempos a varios naturalistas alabar la “limpieza” de las centrales nucleares. Claro que esto fue antes de lo Fukushima…

Ahora la peligrosidad y desventajas de las centrales nucleares han quedado más demostradas que nunca. Por otro lado el cambio climático es como un lento cáncer para la biodiversidad que hay que combatir desde ya, así que el único camino viable e inmediato son las renovables. Claro que ello no significa renunciar a una evaluación correcta de sus impactos sobre el medio natural y, sobre todo, a un drástico aumento de su descentralización. Nuestro país debe empezar a apostar mucho más intensamente por la energía solar en tejados -es ridícula la ausencia de paneles solares en un país de nuestras características climáticas- y por los pequeños conjuntos de molinos para el suministro de pueblos e instalaciones agroganaderas como se hace en Centroeuropa, en lugar de las mega-centrales que estropean el paisaje y solamente enriquecen a las compañías eléctricas de siempre.

Share Button

12 thoughts on “Molinos vs. Nucleares

  1. Pingback: Molinos vs. Nucleares

    • Hola Andres. Hay una diferencia sustancial entre la mortalidad de aves provocada por gatos domésticos y los molinos. Los gatos matan pequeños pájaros abundantes como gorriones, mientras que en los parques eólicos mueren muchas especies grandes, particularmente rapaces algunas de ellas amenazadas o incluso en peligro de extinción, con lo que se trata de una mortalidad muy grave que se debe evitar. Con ello no quiero decir que la mortalidad por gatos no sea preocupante, pero en España no existen datos sobre esto mientras que sí existen estudios bastante buenos de mortalidad en parques eólicos y cada vez existen más datos. Negarlo es absurdo. Aquí tienes un buen resumen de su impacto sobre aves y murciélagos: http://www.seo.org/media/docs/MANUAL%20PARQUES%20EÓLICOS%20para%20web.pdf

  2. Antes que abordar el problema de las energías limpias hay que resolver una de las lacras de los grupos de izquierda: su desunión.
    La unión es algo que maneja muy bien la derecha y que lastra a la izquierda. Aquí van algunos jemplos:
    – En el panorama político español, el PP angloba toda la derecha nacional; frente a él está el PSOE, IU, Los Verdes, etc.
    – En la Gerra Civil, la derecha unida en torno a Franco venció a una izquierda fuertemente dividida. No gana quien tiene la razón, si no quien tiene la unión.
    – El Opus Dei, al margen de cuestiones religiosas, se ayudan mutuamente; no existe algo que fomente la unión y la solidaridad entre compañeros en la izquierda.
    En el tema energíto tenemos un gran poder económico y político y frente a él, nosotros no solo divididos si no aislados. ¿Como va a luchar un individuo aislado pro energías límpias frente a Endesa y toda la peña energética?
    Pero es que además, los grandes instaladores de aerogeneradores y plantas solares son los mismos que contruyen y explotan centrales nucleares y de combustibles fósiles.
    ¡Manda cojones! que estamos luchando por algo que, al final van a explotar los mismos de siempre!. Nosotros plantamos con gran esfuerzo y recogen la cosecha los mismos que estaban en contra de lo que platábamos. ¡Somos gilipollas!.
    Estoy en un grupo sobre energías renovables en Linkedin en el que, por cierto no puedo publicar nada porque todo me lo sensuran, que apesta a derechas y en el que se nota que los que están por estas energían no hen hecho nada en su vida o han estado en contra; pero ahora ven oportunidad de negocio y vienen a aprovecharlo.
    Tendríamos que ser más solidarios entre compañeros y no solo luchar teorícamente por estas energías en la que creemos sino pasar a la practica compartiendo formación, información e, incluso, explotación. Tenemos que recoger la cosecha que nosotros mismos sembramos.

    • Paco Cuellar:
      Cuando te refieres, a que el PODER, lo tienen siempre los mismos,(son los politicos, que hemos votado, que apoyan y defienden intereses de los mercados). Yo creo, que no es cuestion de izquierdas y derechas. La corrupcion, favorecer a los poderosos en dinero, ect…la hay en todos los partidos y más cuando tienen mas poder.
      SE TRATA DE RECUPERAR UNA FORMA DE HACER POLITICA MAS HONESTA Y DEFENSORA DE LOS INTERESES DE TODOS. PARA ESO es necesario:
      QUE LOS CIUDADANOS EJERZAMOS NUESTRO DERECHO A TENER PODER ; con nuestros VOTOS y nuestras acciones, en defensa de los intereses de todos y no de unos pocos, SOMOS MAS.
      Creo, que esto es mas constructivo y positivo.
      un saludo

  3. se puede ser ecologista siendo persona evolucionada, y queriendo un cambio profundo en nuestros moldes sociales, no buscando enemigos de una u otra tendencia. Si viene un tornado o un tsunami y arrastra nuestras casas, no nos preguntará nuestras tendencias políticas, ni credos religiosos ni raza, ASEGURADO!!!!

  4. En sistemas que favorecen una gran diferencia entre los que más tienen y los que menos, mayor es la posibilidad de amasar grandes fortunas, sobre todo si estás en el grupo de los privilegiados. Es por esto que aquellos que fundamentan sus vidas en torno a la riqueza, son conservadores, y se podrá tener estilos o sensibilidades muy diferentes; pero resulta muy fácil ponerse de acuerdo en cuanto a su interés principal: el dinero. La izquierda se funda en torno a las ideas para un futuro más igualitario en posibilidades para todos; como reacción frente a una realidad establecida desigual e injusta. Por lo que resulta más difícil ponerse de acuerdo en el cómo. Tienen que darse situaciones de pánico para que la izquierda se una.

    El poder en manos de unos pocos, siempre se ejerce contra la mayoría (los que no tienen el poder), ya sean estos pocos de derechas o izquierdas; por esto es beneficioso que el poder esté muy repartido, siendo necesario el dialogo y la negociación. Pero dicho esto, no da igual una política de derechas que de izquierdas; eso hay que tenerlo muy claro, y saber donde estamos.

    Un huracán no nos va a preguntar nada; pero a la hora de decidir si queremos una sanidad para todos o con un sistema de copago, nos descubrimos a un lado o a otro. Si nos parece bien que se siente en el banquillo de los acusados a un juez que ha luchado contra la corrupción política, por una cuestión de forma, discutible; también nos definimos. Así pues, es inevitable el enfrentamiento dialéctico.

  5. Pero si hay que decir que la derecha a atacado a los grupos ecologistas como hippies, apagafuegos, utópicos, comunistas reconvertidos y demás lindezas.

    Hay que reclamar un espacio verde en la esfera política. Yo cada vez que veo a un grupo ecologista en los medios de comunicación denunciando algo siempre pienso: “esta gente es valiente”.

  6. La implantación de energía solar en tejados es una gran solución ya que se consigue producir energía sin ocupar nuevo suelo y, además, se acerca la producción a las zonas de consumo. Sin embargo, se tropieza con una excesiva burocracia y con pegas de carácter urbanístico en gran cantidad de ciudades (e inculuso con normativa de comunidades autónomas)Por ello, es importante que este tipo de ideas se defiendan tanto a nivel nacional como desde el municipio y las comunidades autónomas.

    • Exacto. En Catalunya un sencillo cálculo lleva a la conclusión que cubriendo todos los techos de granjas ganaderas (cerdos, pollos, vacas, etc…) de placas fotovoltáicas, se produciría la energia doméstica necesaria para la población actual catalana. No estaría mal que nuestros ganaderos pudieran sacarse un plus económico con lo que les cae del cielo.
      Lo bueno sería crear una industria y servicio de construcción e instalación de placas solares (y minieòlicas)por todo el territorio, que substituyera al gremio del ladrillo (ya hundido por insostenible), diera formación y trabajo a los parados actuales y jóvenes, y permitiera la inversión financiera en algo realmente sostenible, que genera un recurso que, además se puede cobrar. Así el que quiera invertir sus ahorros, lo haga en placas en lugar de en ladrillos.
      Creo que a este planteamiento sólo le falla en que hay alguien a quien eso no le interesa. O quizás le fallen más cosas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *