Seis meses en la Asamblea de Madrid

alejandro-pnl-pleno

Un momento de intervención en el Pleno de la Asamblea

En junio de 2015 los nuevos diputados elegidos en las elecciones autonómicas del 24 de mayo prometimos nuestro cargo. En el caso de los 27 que formamos el Grupo de Podemos lo hicimos “para poner las instituciones al servicio de la gente”.

En este tiempo hemos vivido una experiencia que para 26 de nosotros era completamente nueva. Representar a la gente corriente en una institución opaca, cerrada y anquilosada por los muchos años de mayoría absoluta del PP, hasta el punto de que el Gobierno autonómico la utilizaba como un mero apéndice para la santificación de sus políticas antisociales y austericidas. Pero el resultado de las autonómicas fue muy ajustado, tanto que la suma de Partido Popular y Ciudadanos solo suma un escaño más que la de Podemos y PSOE.

Por ello, y también por el desentrenamiento de tantos años sin ejercer una labor parlamentaria real, los primeros plenos fueron una locura de proposiciones presentadas por la oposición y que el Partido Popular perdía sistemáticamente. Poco a poco, han ido entendiendo que están en una minoría muy precaria, y que necesitan espabilar si no quieren que la Asamblea les marque el paso durante toda la legislatura. Cristina Cifuentes ha digerido la situación más rápidamente que su grupo parlamentario y que muchos de sus consejeros y en muchas ocasiones se ha puesto a la cabeza de la manifestación, anunciando las mismas o parecidas medidas que los grupos de la oposición registrábamos unos días antes en la Asamblea. Eso sí, mermadas en el contenido y aguadas en las formas.

Aún así, en mi opinión estos seis meses han sido satisfactorios puesto que hemos conseguido meter en la agenda política de la Comunidad de Madrid e incluso forzar cambios de rumbo en muchos temas: la contaminación, la Ley Virus, la pobreza energética, el Canal de Isabel II, las listas de espera, el transporte público, la violencia de género, la transexualidad, los residuos, Telemadrid, el IVIMA, la Ley del Suelo, el turno de oficio, la renta mínima, las escuelas infantiles. Muchos y muy variados temas que han significado tener que aprender de muchas cosas en un tiempo récord, y no sólo de procedimientos y burocracia parlamentaria (que también), sino de asuntos que interesan mucho a los madrileños y madrileñas, porque les afectan directamente a su modo y calidad de vida.

Algunas de estas cuestiones han sido hitos muy importantes, como la constitución de la Comisión de Investigación de la Corrupción o la Comisión de Estudio del Endeudamiento de la Comunidad de Madrid, la toma en consideración de la Ley de Identidad y Expresión de Género presentada por la oposición a la vez que se rechazaba el texto presentado por Cifuentes (el tiro por la culata por “apropiación indebida”), la derogación de la Ley Virus, y la toma en consideración el otro día de la Proposición de Ley de Pobreza Energética de Podemos con los votos en contra del Partido Popular. Además se han aprobado muchas de las resoluciones presentadas como Proposiciones No de Ley (PNL, el equivalente a una moción municipal). Algunas de ellas son muy emblemáticas para nosotros también como EQUO: las listas de espera hospitalaria, la garantía habitacional para mujeres maltratadas, el turno de oficio, el autoconsumo, los pliegos de condiciones de escuelas infantiles, la financiación del profesorado, la desprivatización del Canal de Isabel II o la lucha contra el cambio climático.

Personalmente al asumir la portavocía del Grupo Parlamentario en Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio y formar parte de la mesa de la Comisión de Transportes, Vivienda e Infraestructuras he tenido que intervenir en una gran cantidad de temas, no siempre tomando el uso de la palabra, pero también asistiendo a reuniones o negociando con los otros grupos. Entre ellas destacaría todo lo que ha rodeado a la polémica reforma de la Ley del Suelo boicoteada unilateralmente por Ciudadanos, las 65 enmiendas presentadas a la Ley de Protección de Animales de Compañía y toda la negociación presupuestaria (que justo hoy termina). Es de destacar también la gran cantidad de reuniones con colectivos de todo tipo que he atendido en estos pocos meses, no siempre en la Asamblea ni directamente relacionadas con el medio ambiente, sino también con la comarca que se me ha asignado (la “esquina” suroeste de la Comunidad, coincidente a grandes rasgos con la cuenca del río Alberche).

Finalmente, ha tocado debatir y enmendar los presupuestos, una labor bastante complicada e ingrata cuando estás en la oposición. Como portavoz de medio ambiente defendí once enmiendas de las que finalmente pude transaccionar (negociar) cuatro con los grupos Socialista y Ciudadanos de forma que se han aprobado 2,3 millones de euros adicionales a programas medioambientales: 1,5 para instalaciones municipales de reciclaje y puntos limpios, medio millón para las entidades protectoras de animales para ayudar al cumplimiento de la nueva ley de sacrificio cero, 200.000 euros para investigación medioambiental y recuperar la partida de ayudas a entidades ambientales sin ánimo de lucro que desapareció en 2010, dotándola con 100.000 euros. Desgraciadamente, Ciudadanos no apoyó nuestras propuestas de presupuesto para lucha contra el cambio climático, ni otras relativas a medio natural y residuos (compostaje). También es muy significativa la enmienda al presupuesto del Consorcio Regional de Transportes relativa a la EMT de 17,5 millones en la que ha trabajado duramente mi compañera María Acín. En todo caso, hemos aprendido mucho de este proceso presupuestario y seguramente en próximos ejercicios podremos hacerlo mejor.

Mucha gente ha colaborado conmigo para sacar adelante el trabajo durante este tiempo que algunas semanas ha sido desbordante. Entre ellas quiero destacar desde luego al equipo técnico de Podemos en la Asamblea, la colaboración de Ecologistas en Acción, la FAPAM en todo el tema de la Ley de Protección Animal y el Grupo de Sostenibilidad de EQUO Madrid que me ayudó a construir la PNL de cambio climático y transición energética.

Iniciativas defendidas:

  • en Pleno:
    • Política de Residuos y complejos medioambientales en la Comunidad de Madrid (de Cs) – MOCIÓN APROBADA.
    • Derogación de la Ley Virus. (iniciativa conjunta de los tres grupos de la oposición) – APROBADA LA TOMA EN CONSIDERACIÓN.
    • Reversión de la privatización del Canal de Isabel II – PNL APROBADA.
    • Estrategia de cambio climático y transición energética – PNL APROBADA
    • Pregunta por la calidad y cantidad de agua del río Tajo a su paso por Aranjuez.
    • Pregunta por las inversiones en Latinoamérica del Canal de Isabel II.
    • Pregunta por acciones contra el cambio climático.
  • en Comisión:
    • Comparecencia del Consejero de Medio Ambiente – Política General de la Consejería.
    • Comparecencia del Consejero de Medio Ambiente – Presupuesto 2016.
    • Comparecencia del Viceconsejero – Política de Residuos de la Comunidad.
    • Comparecencia del Viceconsejero – Proyecto de Ley de Protección Animal.
    • Comparecencia del Dir. Gral. de Medio Ambiente – Espacios Naturales.
    • Sesión monográfica sobre el Parque Regional del Sureste.
    • Pregunta por la basura en la Pedriza.
    • Pregunta por el uso de glifosato en la Comunidad.

Más información sobre mi actividad en la Asamblea puede consultarse aquí

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *