Muchos titulares, pero 65 millones menos de lo previsto para el medio ambiente en 2019

Un titular falso (entre muchos): en realidad en 2019 se ejecutó solo el 70% de los 215 millones presupuestados, ¡64 millones menos de lo previsto!

Dice el saber popular que los políticos mienten más que hablan, pero a veces se superan. El titular que encabeza este artículo en un ejemplo, uno más, de los muchos anuncios falsos que hace la Comunidad de Madrid en materia de medio ambiente al cabo del año. En realidad en 2019 se ejecutó solo el 70% de los 215 millones presupuestados, no el 91%. Un recortazo de nada menos que 64 millones de euros.

¿Cómo sucede este milagro? Muy fácil. La ley presupuestaria permite hacer lo que técnicamente (eufemísticamente más bien) se llaman modificaciones de crédito. En el caso de esta Consejería la modificación fue del 23% menos de lo aprobado por la Asamblea de Madrid, 49,4 millones de euros menos, con lo que se quedó en un presupuesto “final” de 158 millones. Como luego ni siquiera lo llegan a ejecutar todo pues el resultado final es que se han gastado en esta Consejería un 30% menos de lo inicialmente previsto. ¿Es esto legal? Sí, pero es un fraude político, y como tal hay que denunciarlo una y otra vez, aunque ningún medio de comunicación lo compre casi nunca.

¿Por qué pasa esto? Pues entre otras cosas porque el año 2019 era un año electoral y había que sacar más pecho que nadie y prometer de todo, aunque fuera evidente que era de imposible cumplimiento.

Acabamos de revisar en la Asamblea de Madrid la liquidación de ese presupuesto de 2019, que el PP consiguió aprobar con el apoyo de Ciudadanos cuando Garrido era Presidente de la Comunidad de Madrid. Es además el presupuesto en vigor en estos momentos ya que Ayuso lo prorrogó a finales del año pasado.

En el caso de la hoy Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, se dedicaron a presumir durante meses de los récords de inversión y de gasto que se batían. “La Comunidad incrementará las inversiones en materia de medio ambiente un 23,16% en 2019”. “El presupuesto asciende a 215,5 millones, un 11,95% más que este año (2018)” eran los titulares que se empleaban entonces para tapar la boca de la oposición que denunciábamos el desinterés secular del gobierno del Partido Popular por estas políticas y que he señalado reiteradas veces en este blog (por ejemplo aquí y aquí).

Bueno, pues dos años más tarde comprobamos hasta qué punto eran falsos aquellos titulares. Como decía al principio, el presupuesto para medio ambiente y agricultura de 2019 sufrió un recorte inicial, en el primer trimestre, de casi 50 millones de euros, prácticamente la cuarta parte de esos ya exiguos 215,5 millones que pasaron de un plumazo a ser solo 158. No solo eso, sino que finalmente solo se gastaron 151,3 una cifra aún más baja que la de 2018 (158,5 millones) o la de 2017 (159,9). O sea, que no sólo no se incrementó el presupuesto un doce por ciento, sino que se dejaron por el camino 65 millones de euros -que se dice pronto tratándose del raquítico presupuesto agrario y medioambiental de esta Comunidad- y se quedó por debajo de lo gastado en los dos años anteriores.

La primera damnificada por este inmenso recortazo fue la agricultura y ganadería, que se redujo casi 6 millones respecto de los 48 iniciales, de forma que solo se ejecutó un 70% de lo previsto. Como he denunciado otras veces, la Comunidad de Madrid solo gasta 24 céntimos de cada cien euros en la agricultura, la ganadería y el desarrollo rural. Luego mucha comisión de despoblación y subirse al tractor por parte de Ayuso, pero la cruda realidad es que en 2019 esos 24 céntimos previstos se quedaron en 17, siete céntimos menos. Esta es la auténtica medida de lo que le importa a este gobierno PP-Cs el sector primario y el mundo rural. Hay muchas partidas nefastas en este programa, especialmente las relacionadas con el apoyo a pequeños ayuntamientos (con graves recortes y ejecuciones por debajo de un tercio de lo previsto), pero es particularmente sangrante que el plan de medidas de prevención para la convivencia del lobo con la ganadería quedase a cero, con el conflicto que tenemos en la Sierra Norte. De los 200.000 euros iniciales aprobados gracias a la enmienda que presenté en la legislatura pasada y que tanto costó que aprobaran, a la nada. Las ayudas a jóvenes agricultores tampoco salieron por la propia incapacidad de la dirección general, y también quedaron a cero frente a los 90 destinatarios teóricos que habían prometido (que tampoco es que sean muchos…).

En cuanto al medio ambiente, lo más alucinante es todo lo que tiene que ver con la estrategia de residuos. A pesar de los innumerables anuncios realizados por los tres Consejeros anteriores, Jaime González Taboada, Pedro Rollán y Carlos Izquierdo, que anunciaron hasta 300 millones de euros para la susodicha estrategia, en los presupuestos de 2019 solo destinaron 25,4 millones. Pero es que al final solo han invertido 6,5, una cuarta parte de lo prometido, y las ayudas a corporaciones locales se redujeron un 90%. A este paso la estrategia de residuos de la Comunidad de Madrid necesitará 50 años para implementarse, y no es que sea una maravilla que vaya a solucionar los gravísimos problemas de gestión que arrastra Madrid…

Por último, y por no hacer esto interminable, otro de los pocos proyectos dedicados a la lucha contra la contaminación, el programa de ayudas a la adquisición de taxis y vehículos comerciales bajos en emisiones (eléctricos, híbridos o de gas) se quedó con un millón de euros menos. De tres a dos, un 33% menos de lo comprometido.

Madrid arrastra gravísimos problemas de sostenibilidad y contaminación que nunca podrán ser acometidos por un Partido Popular que hace muy poco tiempo tachaba el cambio climático de profecía maya, y la transición ecológica de la economía como algo esotérico y sin sentido, en las propias palabras del entonces Presidente y hoy Consejero de Transportes de Ciudadanos, Angel Garrido.

Para los más friquis y cafeteros de estas cosas del medio ambiente y el mundo rural, aquí se puede ver la intervención íntegra que realicé en la comisión correspondiente:
https://mediateca.asambleamadrid.es:443/s/Orq4ErmDO4F7WQnxvXp0td6rbvpPAMev

Y aquí la réplica a las contestaciones de los responsables de la Consejería:
https://mediateca.asambleamadrid.es:443/s/4nyb4H9sdG3uQ5gLRtR1VYDZKonXbpkX

Share Button