Desproporción

Alejandro17cofrentescofrentes-09

Todo lo que está pasando últimamente con Greenpeace es de una desproporción que asusta y que demuestra el autoritarismo de nuestro gobierno cuando se enfrenta a las protestas ciudadanas.

Desproporcionado fue el ataque de las lanchas de la Armada española contra las de Greenpeace cuando protestaban por el comienzo de las prospecciones petrolíferas en Canarias.

Desproporcionada es la petición de tres años de prisión y 350.000 euros de multa a los 17 activistas de Greenpeace que se colaron en Cofrentes para hacer una pintada en la torre de refrigeración. ¡Tres años! ¡Por hacer una pintada!

Desproporcionada, en fin, es la Ley Mordaza con la que pretenden acallar el derecho a la protesta pacífica. ¡Salve Greenpeace y abajo las nucleares!

 

Share Button

¿Hay alternativa verde a Podemos?

De un tiempo a esta parte, cada vez que alguien me pregunta por EQUO acabamos hablando de Podemos. Desde luego, es el fenómeno mediático y político de moda, pero la cuestión comienza a ser ya cansina. Para su fortuna, Pablo Iglesias y compañía han irrumpido en la política en el momento justo, tras tres años asfixiantes del PP, con un Rajoy falto de iniciativa y completamente desbordado por la corrupción y el independentismo catalán, y la población extenuada tras la crisis económica más larga que hemos sufrido en nuestra vida y recortada hasta la brutalidad en sus derechos más elementales. Y además han tenido la suerte o el mérito de llamar la atención de algunas televisiones que lo han expuesto al público hasta la saciedad. Algo nunca antes visto. “Pablo Iglesias ha salido más veces en la tele en un mes, que yo en toda mi vida”, declaraba el otro día Cayo Lara. Para qué vamos a compararlo con las veces que hayamos salido los de EQUO…

EQUO parece haber nacido con tres años de adelanto, justo antes del 15-M, pero además es que a EQUO se le maltrató desde la izquierda hasta límites insospechados y, desde luego, no vistos en el caso de Pablo Iglesias y los suyos. No en vano ellos vienen de la izquierda radical y allí todavía los sienten de los suyos y los tratan con guante de seda, aunque ya hayan emprendido el camino al centro.

Podemos parece llenarlo todo a la izquierda del PSOE, pero todavía somos muchos los que trabajamos en otras formaciones políticas y lo vamos a seguir haciendo. Vamos a seguir, porque Podemos ya está demostrando que no es el proyecto de democracia horizontal y participativa que promulgaban sus fundadores, sino una marca alrededor a un líder dispuesto a sustituir a otras marcas y otros líderes, prometiendo muy parecidas cosas a las de algunos líderes que hemos tenido en este país y que nos han defraudado estrepitosamente. No sé ustedes, pero yo no pienso confiar en un líder que tiene menos contrapesos en la dirección que el PSOE o que Izquierda Unida, y que se comporta con una democracia “digital” mucho más parecida a los “dedazos” del Partido Popular que a un partido democrático al uso europeo, como se ha podido comprobar recientemente:  http://www.eldiario.es/politica/Pablo-Iglesias-primera-Ejecutiva-Podemos_0_325467500.html y http://www.eldiario.es/politica/Iglesias-implicara-personalmente-dirigentes-Podemos_0_327918150.html. Yo, no sé ustedes, prefiero tener órganos de coordinación elegidos entre todos en listas abiertas, donde la pluralidad viene de suyo, y construir una democracia libre, participativa y deliberativa, con más portavoces y menos líderes.

Entiéndanme, me parece legítimo si la gente le vota y es posible que si no existiera EQUO yo también apostara por él, como en dos ocasiones confié en Felipe González y en Zapatero. Pero no erraré una tercera vez. Ahora tengo una alternativa y además esa alternativa es verde y es ecologista. Puede que no sea tan mediática ni tan conocida, pero sus propuestas están mucho mejor enfocadas a revolucionar un sistema económico y político fraudulento que ha llevado al borde de la ruina y la desesperación a miles de familias y que además lo hace destruyendo el futuro de nuestro planeta y nuestro medio ambiente. Propuestas elaboradas de forma realmente horizontal y colectiva, sin que el líder de turno las mediatice de forma irreversible.

Los dirigentes de Podemos firmaron el manifiesto ecologista y antiproductivista “Última Llamada”, pero las ideas que expresan en debates y tertulias, y el reciente encargo a Torres y Navarro de su programa económico, desmienten este manifiesto. Monedero y Navarro han despreciado en numerosas ocasiones el ecologismo político que representan los partidos verdes y que justamente defienden más que nadie el cambio civilizatorio propugnado por Última Llamada. Pablo Iglesias está diseñando un partido programado para ganar a toda costa y barrer a “la casta” sin distracciones intermedias. Pero en el camino sacrifican cosas que a mí no me parecen de recibo. Yo desde luego comparto la necesidad de derribar al bipartidismo por medios democráticos y supongo que podremos colaborar con Podemos en ese objetivo, así como en la necesidad de realizar un proceso constituyente mediante el que construyamos entre todos una democracia más libre y más justa. Pero el fin no justifica los medios y creo que esa nueva realidad debe construirse desde el pluralismo político, que representan EQUO y otras fuerzas políticas.

Y en ese nuevo tablero EQUO es la alternativa verde a Podemos y a todos los demás partidos. Porque no se puede salir de esta crisis con recetas socialdemócratas como nos anuncia Pablo Iglesias para “ganar la centralidad del tablero”. Ya sabemos que no sirven. Ya hemos oído esos discursos en boca de otros líderes que también eran muy carismáticos y buenos oradores. Necesitamos vivir con menos para vivir mejor y dar una oportunidad a nuestros hijos y a los demás pueblos de nuestro planeta. Apostar por el crecimiento y por el consumo es profundamente erróneo y solamente prolongará la agonía de nuestra civilización. Necesitamos emprender ya la transición hacia un nuevo modelo económico, basado en la justicia social y el respeto a los recursos naturales y a las personas. Hay que abandonar el uso de combustibles fósiles cuanto antes y emprender decididamente el camino del 100% renovables, y no veo nada de eso en Podemos.

Yo creo que hay una alternativa verde a Podemos, y se llama EQUO.

 

Share Button

Por un Madrid respirable: Ganemos Madrid

madrid-basura-6

A finales de octubre los niveles de contaminación en Madrid se elevaron de nuevo hasta niveles intolerables. A ello hay que sumar el problema de la limpieza y la recogida de basuras que amenaza con cronificarse. Dos perlas de la alcaldesa Ana Botella, que no hay que olvidar que antes de heredar el Ayuntamiento de Gallardón ya era concejala de Medio Ambiente, con lo que su responsabilidad en la materia es doble. Afortunadamente, no le queda ya mucho en el Ayuntamiento…

Pero si Madrid se está volviendo estas últimas semanas irrespirable hasta el vómito y la náusea no es por las ya acostumbradas contaminación y basura en nuestras calles, sino por la interminable lista de casos de corrupción política patrocinados por el Partido Popular. A la Gürtel, Bankia, las tarjetas black, se ha sumado ahora la Operación Púnica, destapando parte de la pestilente corrupción que impregna al Partido Popular hasta los cimientos y sumando otro buen puñado de imputados a los de la Gürtel. Dejando claro que la Comunidad de Madrid de Aguirre, Granados y González está tan corrompida o más que la Comunidad Valenciana de Zaplana, Camps y Fabra. Para remate, Esperanza Aguirre nos obsequia con el paripé de sus audiencias públicas a las personas alcaldables y a continuación nos hace otro ejemplo de despido en diferido que sí pero no, al más puro estilo Cospedal, dando de baja a Beltrán Gutiérrez de la sede nacional del partido en Génova, por gastarse 58.000 euros con una tarjeta black, para contratarle al día siguiente en el PP de Madrid -que también está en Génova 13, solo que en la primera planta-.

Para enfrentarse a todo ello ha surgido Ganemos Madrid.

Ganemos Madrid es un espacio ciudadano en el que vienen participando, desde antes del verano de 2014, personas de los movimientos vecinales, colectivos sociales y partidos políticos de Madrid, entre ellos EQUO, y que pretende impulsar una candidatura ciudadana para ganar el gobierno municipal y desalojar a los corruptos del Ayuntamiento. A través de un proceso participativo se están creando las estructuras y el programa para poder afrontar estas próximas elecciones. Y también se están recabando firmas de apoyo, tal y como se hizo en Guanyem Barcelona. La presentación que tuvo lugar el pasado 4 de noviembre en el Círculo de Bellas Artes fue todo un éxito de público, varios cientos de personas se quedaron en la calle sin entrar (entre otras yo mismo y muchas otras personas de EQUO), pero de momento es una iniciativa puramente municipal restringida a la ciudad de Madrid y unas pocas localidades cercanas. Pero también se está hablando cada vez con mayor fuerza de montar un “Ganemos la Comunidad de Madrid”, y aunque parece que la voluntad de Podemos y el sector más tradicional de Izquierda Unida no van por ahí, espero que la ilusión de las bases les convenza porque es necesaria la unidad para poder superar al PSOE y al PP en las urnas con holgura.

Si crees que el intento merece la pena firma aquí: https://apoya.ganemosmadrid.info/

Por un Madrid respirable, limpio y libre de corrupción. Ganemos Madrid.

Share Button

El gobierno al rescate de las multinacionales

Decía en mi último post sobre los parques nacionales, que permitir la caza en determinadas fincas de Cabañeros no puede entenderse más que como un intercambio de favores entre el gobierno y sus amigos empresarios y terratenientes. Entre los favorecidos más destacados por la enmienda introducida a última hora en el Senado están los Albertos, propietarios del 12,5% de ACS.

La empresa presidida por Florentino Pérez, que posee otro 12,5%, justamente es la gran beneficiada por el “pelotazo” de la semana. Ha recibido nada menos que 1.350 millones de euros por renunciar a construir un proyecto -el almacén submarino de gas Castor- que ha resultado un auténtico fiasco y ponía en peligro la integridad del litoral de Castellón y Tarragona. No parece que el riesgo empresarial figure en el vocabulario de Florentino, especialmente cuando sus apuestas las cubre el gobierno con presteza. Porque parece que lo lógico, antes de pagar ese dineral, es que el gobierno hubiera buscado dónde están las responsabilidades de este multimillonario fracaso; quién realizó los estudios de viabilidad y construcción, quién firmó las autorizaciones correspondientes y cómo se llevaron a cabo las perforaciones. Digo yo que 1.350 millones merecen una “pequeña” comisión de investigación.

Pero es ya a todas luces evidente que lo último en lo que piensa este gobierno es en defender el interés general de la ciudadanía. Hay antes de eso muchos favores que pagar.

La semana termina con la imagen de las lanchas de Greenpeace abordadas por las patrulleras de la Armada, mientras intentaban protestar, tan pacíficamente como siempre, contra el proyecto de prospecciones petroleras de Repsol. Un proyecto repudiado por el pueblo canario, tanto en las calles como a través de sus instituciones democráticas, que han llegado a pedir la celebración de un referéndum en las islas que por supuesto ha sido despreciado por el gobierno. Desprecio a la voluntad popular y apego a la multinacional Repsol; hasta el punto de poner a su servicio a las fuerzas armadas, causando heridas graves a una joven italiana. De nuevo el uso desproporcionado de la fuerza -ahora ya militar- contra las protestas pacíficas de los ciudadanos. De nuevo las lanchas de Greenpeace defendiendo a un pueblo frente al establishment petrolero patrocinado por un gobierno que vive de espaldas a sus propios ciudadanos. Pero hoy no hablamos de Rusia, sino de Soria y de Rajoy.

No se puede caer más bajo. El gobierno de Rajoy es ya como un personaje de película americana. El paradigma del político que defiende los intereses de las grandes empresas aunque eso le cueste la antipatía y la indignación de sus compatriotas. ¿A cambio de qué? ¿De empleo? ¿O de suculentos donativos para las campañas? ¿ O quizás de futuros puestos en consejos de administración?

 

 

Share Button

Y ahora los parques nacionales…

Cabaneros

Una imagen clásica de la raña de Cabañeros, el “Serengeti” español

Es la penúltima vuelta de tuerca del gobierno del Partido Popular contra el marco legislativo básico de protección del medio ambiente que existía en nuestro país. La “contrarreforma ambiental” de Cañete.

Primero fueron las leyes que más “estorbaban el desarrollo económico”, tal como lo entienden ellos, la de Costas y la de Evaluación de Impacto Ambiental. No puede ser que unas “plantitas” o unos “bichitos” protegidos impidan los desarrollos urbanísticos, o infraestructuras tan necesarias como el puerto de Granadilla o el aeropuerto de Ciudad Real. Después había que afianzar el trasvase del Tajo, nada de chorradas ecologistas ni de directivas marco. Y ahora le toca a los Parques Nacionales, que no puede ser que un espacio protegido impida que determinados empresarios sigan cazando en los santuarios naturales de este país. No será lo último, la nueva ministra ya ha anunciado que después de esta vienen las reformas de las leyes de Montes y de Patrimonio Natural y Biodiversidad.

La verdad es que en mi carrera he conocido ministros y ministras malos para el medio ambiente e incluso malvados -de estos solo uno, pero valía por varios-. Pero ninguno de ellos llegó a realizar semejante desmantelamiento legislativo, así que tendré que volver a cambiar mi escalafón de ministrables odiosos.

Pero examinemos un poco más de cerca esta reforma de la ley de Parques Nacionales, porque es sintomática de cómo este Ejecutivo afronta las reformas legales para beneficiar a los amigos que les financian las campañas electorales.

La Ley de la Red de Parques Nacionales se aprobó en 2007 tras una sentencia del Tribunal Constitucional que decretaba que la gestión de los mismos debía ser realizada por las Comunidades Autónomas, y que el Estado debía ceñirse a cuestiones de coordinación general de la Red. Aquella sentencia no fue del gusto de las organizaciones ecologistas y conservacionistas, pero ante el Constitucional poco se puede hacer, así que finalmente se elaboró una ley de compromiso que se aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos presentes entonces en el Congreso, y con el acuerdo de las ONG ecologistas representadas en el Consejo de la Red de Parques. Algún mérito debía tener.

Entonces ¿por qué reformar una Ley tan joven y que se aprobó con tan grande consenso? Evidentemente no todo el mundo estaba contento. La Ley decretaba un plazo de 2017 para acabar con los usos humanos preexistentes en los parques que fueran incompatibles con la conservación de los ecosistemas. Y entre estos usos está, por supuesto, la caza. Así que 2017 es el plazo establecido para que la caza y otras actividades dañinas para los ecosistemas según la Ley desaparezcan de todos nuestros parques nacionales.

Y aquí está el quid de la cuestión: con los amigos nos hemos topado. En algunos parques, particularmente en Monfragüe y en Cabañeros, se han seguido celebrando monterías de caza mayor, concretamente ciervos y jabalíes, en fincas propiedad de algunos de los empresarios más relevantes de este país. La lista es mucho más larga, pero destacan aquí los nombres de Alberto Alcocer, Alberto Cortina, Alejandro Aznar, Mónica Oriol, Juan Abelló, y muchos más. Algunos de ellos son abiertamente hostiles a los parques nacionales desde su creación y parece que ahora se pueden salir con la suya.

Así que sus amigos del Partido Popular en el Senado les han preparado una enmienda que les permitiría continuar cazando mientras ellos no se avengan voluntariamente. Un auténtico descalabro legislativo digno de La Escopeta Nacional de Berlanga. Porque no olvidemos que al actual director de Parques Nacionales, Basilio Rada, le “pillaron” cazando en la finca que Alberto Alcocer tiene en el propio parque nacional de Cabañeros. Y meses después comienza una reforma de la Ley que a última hora incluye una enmienda que les permitirá a “los Albertos” seguir cazando sine die dentro del Parque Nacional.

Queda poco más de un año de legislatura y está claro que en este tiempo el Partido Popular tiene que pagar todos los inconfesables favores que habrá recibido para llegar al poder. Así que, fuera caretas. Prepárense para las que puedan venir en los meses venideros.

Share Button

Un riesgo incomprensible para Canarias

La plataforma Deepwater Horizon en llamas en abril de 2010

Resulta incomprensible que el Gobierno haya autorizado las prospecciones de petróleo en aguas de las Islas Canarias.  Un archipiélago que es la joya de la corona en materia de conservación de los recursos naturales. Que forma parte de una región biogeográfica, la Macaronesia, única en el mundo por su riqueza en especies endémicas de fauna y flora, reliquia de las selvas terciarias. Que tiene una naturaleza tan maravillosa que ha merecido la declaración de cuatro parques nacionales y más de 170 áreas de la Red Natura 2000, que suponen prácticamente la mita de la superficie terrestre de Canarias.

Resulta incomprensible que se permita una actividad de tan alto riesgo cuando hace solo cinco años que Fuerteventura se ha declarado Reserva de la Biosfera de la UNESCO, y que el propio Gobierno haya declarado hace pocos días once áreas marinas protegidas en Canarias que pretenden proteger unos 10.000 km2 de las aguas del archipiélago, incluido el Banco de la Concepción.

Resulta incomprensible que se inicie un proyecto en las aguas que albergan el único proyecto de reintroducción de tortugas marinas en España, y que podría acoger el ambicioso proyecto de reintroducción de foca monje, uno de los mamíferos en mayor peligro de extinción del planeta.

Resulta incomprensible que se ponga en riesgo el medio de vida de las propias Islas Canarias, y uno de los principales motores del turismo nacional, que supone alrededor de las tres cuartas partes de la economía canaria y la aúpa a ser la tercera región española en número de turistas extranjeros y por lo tanto en dividendos turísticos.

Resulta incomprensible que se experimente con combustibles fósiles en las islas afortunadas por el sol y el viento, donde además se están ensayando con éxito nuevas fórmulas de generación de energía con métodos renovables, como está ocurriendo en el Hierro.

Resulta incomprensible que el Gobierno no recuerde lo que ocurrió en abril de 2010 en la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México que supuso el mayor vertido de petróleo de la historia (780.000 toneladas) y afectó a las costas del delta del Mississippi, Luisiana y Florida. 944 kilómetros de litoral. Todavía se están evaluando los daños sobre el ecosistema y la economía de los estados afectados.

Resulta incomprensible en suma, que todo ello lo propicie un ministro que quería ser presidente de Canarias y que ahora es el principal nominado a persona non grata, enemigo público número uno para los canarios.

Resultan incomprensibles las cosas que pasan en este país.

Share Button

EQUO en las Europeas: estimable resultado, necesidad de mejora

10303782_397925283682293_6864550558256819682_nTenía escrito desde hace semanas este análisis personal del paso de EQUO por las Europeas y no encontraba el momento. Así que, antes de que pase el verano, aquí lo tenéis. Os agradezco los comentarios, tanto si son de acuerdo o desacuerdo…

Cuando en 2010 me embarqué con Juantxo López de Uralde en la creación de un proyecto político verde en España ya tenía claro que teníamos dos oportunidades para afianzarlo: las Generales de 2012 (luego se adelantaron a 2011) y las Europeas de 2014. Las primeras fueron amargas ya que no conseguimos el diputado por Madrid. A pesar del adelanto electoral obtuvimos un estimable resultado, e incluso un diputado en coalición con Compromís, pero aún así hemos sufrido tres años de travesía del desierto que hemos superado con gran fuerza de voluntad y escasísimos recursos. Durante este tiempo, EQUO ha ido creciendo lentamente en afiliados y en extensión territorial, y ha ido estableciendo alianzas con otros grupos políticamente cercanos, como la propia Compromís, la Chunta Aragonesista, Caballas, el Partido por un Mundo Más Justo…

Y así finalmente llegamos a 2014, donde gracias a la configuración de una amplia alianza, Primavera Europea, hemos conseguido obtener un eurodiputado, y con él una más que estimable presencia en Bruselas, cuna del 70% de la legislación que nos afecta y sede del Partido Verde Europeo. Una representación que además comporta ciertos recursos económicos que permitirán estabilizar el proyecto y abordar en mejores condiciones organizativas el intenso ciclo electoral que se avecina en 2015. Así que el objetivo se ha cumplido, aunque de manera más ajustada de lo que me gustaría, seguramente por la irrupción de una fuerza política que hace cuatro meses no existía.

No me cabe duda de que Podemos ha limitado nuestra capacidad de crecimiento en el sector más indignado de la sociedad. La combinación de mensajes simples y directos y un líder carismático con presencia continua en los medios de comunicación ha conseguido lo que hasta ahora parecía imposible: movilizar a muchos abstencionistas hartos de la política y pegarle un bocado impresionante a las fuerzas de izquierda preexistentes, en particular al PSOE e Izquierda Unida, pero también a EQUO, a Compromís o a la CHA. Porque es una incógnita todavía cuantos de los votantes de Podemos hubieran optado por estas formaciones en condiciones “normales”. No olvidemos que antes de navidades había encuestas que auguraban un resultado espectacular por ejemplo para IU. Metroscopia todavía le daba en febrero nueve diputados (http://elpais.com/elpais/2014/02/21/media/1393009017_707692.html). Finalmente se tuvo que “conformar” con seis.

El caso es que la baja participación y la irrupción de Podemos han impedido un despegue en votos de EQUO, que se ha visto estancada, aumentando muy ligeramente en porcentaje a nivel nacional, pero por debajo del nivel de voto conseguido en 2011. Un resultado discreto, pero aún así muy estimable tras la mencionada travesía del desierto y que nos permitirá trabajar en el Parlamento Europeo los próximos cinco años gracias al acuerdo de coalición con Compromís y el resto de compañeros de Primavera Europea. Estimable, porque nuestra coalición prácticamente no ha estado presente en los medios de comunicación, sobre todo si la comparamos con otras formaciones que también han conseguido representación por primera vez en el Parlamento Europeo, Podemos, Ciutadans, y porque nuestro presupuesto de campaña ha estado muy por debajo de nuestras propias, ya de por sí humildes, expectativas.

Sin embargo, no todo han sido factores externos en este ajustado resultado. Creo que conviene hacer autocrítica en varios asuntos de cara a futuros procesos.

Desde mi punto de vista, buena parte de nuestra falta de efectividad provino de la premura en la constitución de la coalición, que impidió una mayor integración del trabajo de campaña de los distintos socios, y condujo necesariamente a un desconocimiento de la marca de la coalición e incluso a la confusión entre nuestros propios votantes. Como protagonista que he sido -por mandato de la Mesa Federal- del proceso de formación de la coalición, pienso que  desaprovechamos muchos meses en cerrar unos acuerdos que en realidad estaban esbozados desde mucho tiempo atrás (desde verano de 2013 de hecho). Pero como suele ocurrir en España en todo tipo de procesos, cuestiones importantes se dejaron para ultimísima hora, de forma que la parte técnico-publicitaria de la candidatura no tuvo tiempo material de desarrollar la campaña hasta que las fechas estuvieron encima.

Otro factor intrínseco importante a mi modo de ver fueron las primarias para la elección de los candidatos y candidatas. La competencia fue importante y reñida, lo que en principio parece que redundaría en un mayor interés de militantes, simpatizantes y medios de comunicación. Pero la largura de los plazos implicó un desgaste excesivo de los candidatos y un cansancio general de la organización que luego no tuvo tiempo de recuperar de cara a la campaña. Creo que es una clara lección a aprender. Un proceso interno de estas características no puede durar más de un mes y hay que realizarlo con tiempo suficiente de antelación a la campaña correspondiente, para dar tiempo a la organización y a los propios candidatos a recuperarse y recomponerse.

A mi entender también, la fórmula de cooperativa política entre partidos de ámbito estatal (EQUO, PUM+J, Participa) y autonómico (Compromís, CHA, PCAS, SIEX y Caballas), no sumó tanto como pensábamos, o al menos no en todas partes. Seguramente, insisto, se deba sobre todo al escaso tiempo que hubo para organizar la campaña, al alargarse tanto las negociaciones. Es una pena, porque yo estaba convencido de que la cooperación entre fuerzas políticas distintas pero coincidentes en determinados aspectos básicos, era la manera de descabalgar las políticas de la Troika. Pero no parece que este esfuerzo de entendimiento y cooperación política fuera premiado por los electores, que en general prefirieron opciones más “directas”, por decirlo así, vinculadas a un nombre y una cara concretos.

Seguramente la cesión del número 1 de la lista por parte de EQUO a Compromís también tuvo un coste en votos para EQUO, especialmente en presencia de un rival tan potente como Podemos. Aunque claro, Compromís aprovechó la circunstancia para una gran movilización de su gente y su electorado, obteniendo unos resultados más que aceptables a nivel valenciano. Puede que una cosa compensara la otra, pero es algo a tener en cuenta. No olvidemos que un 30% de los propios afiliados de EQUO votaron en contra del acuerdo de coalición.

Y finalmente la falta de recursos, que a mi modo de ver ha sido para EQUO el factor crucial. No solo hablamos de presupuesto, que desde luego ha sido muy inferior a los mínimos que una campaña electoral estatal debería aspirar (EQUO ha dispuesto únicamente de 90.000 euros; compárese con los de otras formaciones políticas). Sino también de recursos humanos. Tengo la impresión -totalmente subjetiva, eso sí-  de que los afiliados no han estado tan movilizados como en las generales de 2011. Puede que ya no tuviéramos esa frescura e ilusión de lo nuevo; puede que las Europeas no movilicen tanto como las Generales. Pero creo también que el acuerdo de coalición primero, y las primarias después, provocaron desmotivación en sectores amplios de EQUO, y esto es algo a considerar en el futuro para establecer estrategias específicas de movilización de nuestros propios militantes y simpatizantes.

Sin embargo, no estoy tan de acuerdo con los compañeros y compañeras que apuntan a una debilidad en los mensajes electorales. Sinceramente, creo que EQUO traía a las Europeas una buena estrategia electoral y un aún mejor programa, perfectamente alineados con los pilares que viene defendiendo desde su fundación, mejorados con la larga experiencia de los Verdes Europeos. Lo que no hubo fue ni tiempo ni recursos para desarrollarlos y difundirlos debidamente antes y durante la campaña. Estuvimos demasiado tiempo absorbidos por las primarias. Y no pienso que en nuestro caso un eslógan o un titular determinado hayan tenido una incidencia significativa sobre nuestros resultados. Nuestro problema fundamental en la campaña ha sido la falta de acceso a los medios de comunicación de masas de forma regular. Podemos ha sabido vencer este problema habitual de las formaciones minoritarias y extraparlamentarias, y por ello debemos reflexionar en qué tenemos que mejorar a EQUO para tener mayor presencia en los medios de comunicación.

Aunque desde luego no todos somos Pablo Iglesias. Ni queremos. ;-)

 

 

Share Button

Yo no voté la Constitución

No por falta de ganas, sino porque me faltaban cuatro meses para ser mayor de edad. Y si tengo ya los años que tengo, está claro que hoy día una mayoría de personas en España no llegaron a votarla, así que no forman parte realmente del “consenso constitucional”. De hecho, según el INE, en 2013 un 68% de los residentes eran menores de 52 años, así que en 1978 eran menores de 18 años o no habían nacido, y por ende no pudieron votar la Constitución.

Viene esto a cuento claramente por la petición de un referéndum sucesorio que ratifique o no al Príncipe Felipe como rey de España. Porque ahora la generación que hizo la transición, todos ellos jubilados o muy cerca del retiro, voluntario o forzoso, desde Gabilondo a Felipe González, pasando por toda la caverna mediática “popular”, se lleva las manos a la cabeza porque haya ahora otra generación que cuestione el modelo de estado que supuestamente se consensuó en 1978. Pero es que mis propios hijos, ya mayor de edad uno y en edad de preguntar de política el otro, se cuestionan por qué en España tenemos una monarquía hereditaria en vez de elegir a nuestro jefe del Estado, como hacen Francia o Estados Unidos. Y mi respuesta es que en 1978 estábamos deseando tener una democracia, aunque el precio a pagar fuera tener un monarca como jefe de las Fuerzas Armadas. Que había tanto miedo a una involución militar, al famoso “búnker”, que la mayoría habríamos votado lo que nos pusieran por delante.

Porque, efectivamente, estoy casi seguro que yo mismo habría formado parte de ese 88% que votó sí a la Constitución el 6 de diciembre de 1978, aunque no fuera perfecta. Pero lo que no nos vendieron hace 36 años es que sería prácticamente imposible reformarla ni para las cosas más nimias. Y comprendo que una reforma constitucional en condiciones -no el vergonzoso cambio exprés del artículo 135 perpetrado por el PPSOE- es un proceso complejo que requeriría un anteproyecto, unas elecciones constituyentes, y un largo debate posterior hasta que se alcanzaran las mayorías suficientes. Lo entiendo perfectamente. Comprendo que los cambios en democracia hay que hacerlos mediante procesos democráticos. Pero creo que debemos ser conscientes de que es cada día más urgente ese proceso constituyente, y que buena parte del hastío ciudadano se fundamenta en unas normas obsoletas que se agitan como un espantajo ante nuestra cara cuando conviene.

No estamos en 1978. Es el siglo XXI. La transición acaba definitivamente con la abdicación de Juan Carlos I, y la ciudadanía española es lo suficientemente madura para poder decidir sobre su futuro, en plena democracia y libertad, sin miedos. Y si sale monarquía, monarquía; yo lucharé por un régimen republicano. Pero en cualquier caso el 68% de los españoles que no votamos la Constitución tenemos derecho a decidir nuestro modelo de Estado.

 

Share Button

Iniciativa ciudadana en defensa de los parques nacionales

El pasado 23 de abril participé en la presentación de la Iniciativa Ciudadana en Defensa de los Parques Nacionales, compuesta por más de un centenar de organizaciones y personas de todos los ámbitos sociales preocupadas por la conservación de estos santuarios naturales. Todas ellas han firmado un manifiesto en defensa de la Red de Parques Nacionales titulado “ Parques Nacionales en la España del Siglo XXI. El Valor de un Símbolo para Nuevos Tiempos”

El motivo es que estamos en un momento crítico, por la pretensión del Ministerio de Agricultura de reformar la Ley y permitir una serie de usos “excepcionales” que el anterior Plan Director de Parques Nacionales no permitía. Por eso, y por una sensación de abandono de la figura del Parque Nacional, víctima de los recortes y los conflictos de competencias entre administraciones, llamamos a un acuerdo de Estado que coloque a los parques por encima de las batallas políticas entre partidos y las luchas de competencias entre Ministerio y Comunidades Autónomas. Deben seguir siendo espacios naturales con la máxima protección, frente a la falta de coordinación entre administraciones y las modificaciones legislativas.

En la presentación participaron el naturalista Luis Miguel Domínguez, los periodistas Juan Ramón Lucas y Joaquín Fernández, la escritora Angeles Caso y el ecologista Theo Oberhuber. Federico Mayor Zaragoza remitió un vídeo y otras personalidades destacadas entre los firmantes son Miguel Ríos, Elvira Lindo, Baltasar Garzón, Elena Arzak, Iñaki Gabilondo, y por supuesto la práctica totalidad del mundo ecologista, incluido Juantxo López de Uralde, Asunción Ruiz, Mario Rodríguez y Juan Carlos del Olmo. La lista completa puede consultarse aquí: http://iniciativaciudadanaparquesnacionales.wordpress.com/adhesiones/

Con esta iniciativa se pretende demostrar que la defensa de los Parques Nacionales no es solo algo que importe a los ecologistas, sino que constituyen un patrimonio común y una seña de identidad común de toda la sociedad española, y que en consecuencia debe preocupar y preocupa mucho a gente de todos los ámbitos.

Si quieres dar testimonio de tu apoyo al manifiesto, te esperamos aquí: http://iniciativaciudadanaparquesnacionales.wordpress.com/manifiesto/

Share Button

Primarias en EQUO: elegir es un fastidio… cuando los candidatos son buenos

banner_web_0

Tras un largo proceso de primarias, en el que han participado 70 candidatos y candidatas de lo más variado, EQUO elegirá del 1 al 10 de marzo la persona que encabezará su candidatura. Candidatura que será compartida además con Compromís y otras fuerzas políticas en una coalición que intentará ofrecer una alternativa distinta a las opciones clásicas -PSOE, PP, IU, UPyD y nacionalistas soberanistas ya sean de izquierdas o de derechas-. Se trata además de una alternativa donde la ecología política tendrá un peso específico muy importante y cuyo objetivo es obtener eurodiputados para el grupo parlamentario europeo Verdes-ALE.

Aunque no se trate de elegir al futuro presidente del Gobierno, encabezar la candidatura europea es importante, y para EQUO aún más, dado que se trata solamente de nuestra segunda cita electoral de ámbito estatal. Para otros partidos, Bruselas es un cementerio de elefantes en el que jubilar a personas significativas que ya no juegan un papel importante en casa. No es así para EQUO, como están demostrando sus primarias abiertas. L@s cuatro candidat@s finalistas son gente joven y sobradamente preparada, como en el anuncio, y quizás no estén todos los que son -gente muy válida se ha quedado a las puertas-, pero si son todos los que están.

Sin embargo, hay que elegir, una tarea siempre difícil y fastidiosa cuando los candidatos son tan válidos. Pero yo lo tengo claro y lo intentaré explicar para aquell@s compañer@s y participantes en estas primarias abiertas a la ciudadanía que puedan no tenerlo tanto por no conocer bien a l@s candidat@s. Lo hago consciente de que hay personas en EQUO que opinan que los que ostentamos cargos de responsabilidad en el partido deberíamos ocultar nuestras preferencias. No es desde luego lo que yo pienso, no he llegado hasta aquí para callarme mis opiniones. Los que me conocen saben además que no soy muy amigo de ocultarlas. Seguramente si fuera de otro modo no estaría ahora en EQUO.

A finales de 2010 inicié con Juantxo López de Uralde y otros pocos compañeros la aventura de poner en marcha un nuevo proyecto político en España, con la vocación de constituir una plataforma que diera por fin cobertura a la gran ausente de nuestro panorama político, la ecología política, en el marco del Partido Verde Europeo. Una de esas pocas personas era Reyes Montiel, a la que no conocía personalmente hasta entonces, aunque sí conocía de sus actividades contra la trama Gürtel. Con ella compartí candidatura un año después en las elecciones generales de 2011, justo por detrás de Juantxo López de Uralde e Inés Sabanés. Reyes fue una de las primeras personas que apostaron por montar EQUO, y lo hizo como nosotros, abandonando su “poltrona” particular, cambiando la comodidad de un escaño en la Asamblea de Madrid por un futuro político lleno de incertidumbre, pero con la ilusión de los que construyen algo nuevo. Su caso es más valiente si cabe que el de Juantxo y mío, porque ella abandonó Izquierda Unida para ganarse la vida como autónoma, mientras que nosotros al menos pudimos asignarnos un salario para trabajar en la construcción del proyecto a tiempo completo, aunque fuera ciertamente muy inferior al que estábamos acostumbrados en nuestras respectivas organizaciones. Creo que eso es suficientemente significativo de hasta donde llega la convicción de Reyes por este proyecto.

Desde finales de 2010 pocas personas han dedicado más horas a que EQUO prosperase y madurase. Todavía hoy, como Coportavoz Federal debe ser una de las pocas personas de este país que le dedica tantas horas a la política sin cobrar por ello. No debe ser fácil compatibilizar ser madre y profesional autónoma, con la política y además ponerle la pasión que ella le pone. Todo esto desde mi punto de vista ya es suficiente para que merezca todo mi apoyo.

Pero además creo que tiene una serie de cualidades objetivas que la hacen la mejor candidata de EQUO para el Parlamento Europeo. Reyes es una persona joven y activa, pero a pesar de su juventud tiene una gran experiencia como parlamentaria. En la Asamblea de Madrid se convirtió en el azote de Esperanza Aguirre y el actual Presidente, Ignacio González, en la investigación de la trama Gürtel, como dan testimonio diversos videos memorables. Si hubiera tenido la idea de las camisetas a lo mejor sería tan famosa como Mónica Oltra ;)  En todo caso, para una formación tan nueva como EQUO es importante contar con personas de experiencia que demuestren a l@s ciudadn@s que realmente podemos hacer el trabajo que queremos hacer, y que son capaces de confrontar con tiburones de la política del calibre de los mencionados.

Es una persona pionera del gobierno abierto y la democracia directa. No me extenderé mucho en ello, porque quizás sea su faceta más conocida actualmente, ya que ha sido seguramente la persona que más ha impulsado dentro de EQUO las actividades relacionadas con la democracia participativa. El #CongresoTransparente entra de lleno en su haber y es una garantía de que Reyes llevará al Parlamento Europeo nuevos modos de participación pública.

Es una experta en temas ecologistas y en su bagaje político destaca, además de la lucha contra la corrupción en la Comunidad de Madrid, su labor como portavoz de medio ambiente en la Asamblea durante tres años, donde luchó asuntos como el plan de residuos, la Cañada Real, los derechos de los agentes forestales, la ampliación de la M-501 y la M-30 o el Parque Nacional del Guadarrama. Durante los últimos años además ha estado trabajando profesionalmente como consultora en la investigación y difusión de los empleos verdes en España.

Reyes es además una gran conocedora de la política española y de las políticas europeas aplicadas a la realidad de nuestro país,  porque irse a Bruselas no puede hacer olvidar las políticas nacionales, sino antes al contrario, necesitamos que el Parlamento Europeo y el propio Grupo Verde se “contamine” mucho más de las ideas de los ecologistas españoles. Tiene además una relación personal excelente con la gente de Compromís y de otros grupos políticos con los que vamos a tener que cooperar en los próximos años.

Para terminar, y sin querer ser exhaustivo, debo mencionar que elegir a Reyes como candidata supondría demostrar que EQUO da una gran importancia a la participación de la mujer en la política, llevando nada menos que a su Coportavoz a Bruselas. También en esto tiene experiencia, pues fue portavoz de mujer y juventud en su estancia en la Asamblea de Madrid. Entre sus logros se encuentra por ejemplo que la EMT permitiera subir carritos de bebé a los autobuses. Una anécdota quizás, pero que facilitó la vida de miles de madrileñ@s.

Para saber más, puedes leer esta entrevista http://www.eldiario.es/politica/Reyes-Montiel-primarias-Equo-elecciones_0_201930512.html

O visitar su página web: www.reyesmontiel.net.
Reyes_Montiel_EDIIMA20131129_0641_13

Share Button